Se agrandó el arco: las razones de un cambio

La lesión de Andújar cortó la racha de valla invicta. A Losada le convirtieron mucho y Vivas ya decidió que el sábado ataje Sappa. Mientras tanto, Mariano continúa con su recuperación y volverá ante Colón, después del parate por las Eliminatorias.

02/11/2016 21:51 Noticias
img

De repente, el arco volvió a ser tema. Cuando la seguridad de Andújar era garantía de valla invicta, una lesión inesperada terminó por desarticular uno de los puntos fuertes del equipo. Los números son contundentes: Mariano atajó en las primeras 5 fechas del torneo y no recibió goles, Losada estuvo en 3 partidos y recibió 4 tantos. El promedio, de poco más de un gol por partido, resultó (parece) lapidario para que el pibe que atajó en Atlanta la temporada pasada siga en el puesto.

Si bien es cierto que la jerarquía de ambos es incomparable, si es real que el nivel de Losada no fue el esperado. Pese a no haber recibido goles tontos, en los 4 tuvo participación. O mejor dicho quedó la impresión de que algo más pudo hacer para evitar la conquista. Acaso el más discutible pudo haber sido el de Blanco en el encuentro ante San Lorenzo, donde la discusión se centró más en el pase a Damonte que en su reacción ante semejante remate del volante azulgrana. 

Es por eso que Vivas decidió darle otra oportunidad a Daniel Sappa.  "Sacar a Losada no fue fácil. Lo hablé con él y coincidimos en varios puntos. Creo que nos trasmitía dudas que él también veía", explicó su decisión. Y agregó: "Nahuel se había quedado con el lugar en los entrenamientos pero hoy lo veo mejor a Sappa".

Así, pese a ser el último partido antes de la vuelta de Andujar, el DT no está conforme con el rendimiento de Losada y en las últimas prácticas hubo cambio bajo los tres palos. La medida suena extraña por el momento aunque no por el rendimiento de quién saldría, mucho más teniendo en cuenta lo que Vivas explicó luego del partido ante Atlas por Copa Argentina cuando Pepi atajó por última vez: “El nivel de ambos (Sappa y Losada) es muy parejo. Ya sé lo que Pepi puede darnos y ahora creo que Nahuel está un poquito mejor”.  A partir de ese momento, Losada atajó o fue suplente y Sappa se tuvo que conformar con la reserva. 

Justamente la Reserva le había jugado en contra a Sapa. Sucede que cuando Andújar se lesionó, Sappa no pudo ir al banco porque había sido expulsado en el clásico de la divisional que se disputó en Estancia Chica. Tras ver la roja el arquero se iba rumbo al camarín, tuvo gestos inadecuados hacia el público de Gimnasia y al llegar al vestuario le pegó trompadas a las puertas para sacarse la bronca. Pese a su pedido de disculpas posterior, en el Club no agradan esas actitudes y Pepi recibió recomendaciones para que esas cosas no vuelvan a suceder...

Para Sappa atajar en Estudiantes no será nuevo. Debió debutar de apuro por los incidentes del clásico de verano y la posterior suspensión de Andújar. Fue titular hasta la fecha ante Argentinos Juniors y luego, con la vuelta de Mariano, fue suplente. No tuvo actuaciones descollantes pero tampoco sufrió goles cuya responsabilidad sea inevitable. Dejó una correcta impresión para un chico que recién debuta. De hecho, ante la proximidad de la decisión de Vivas, Animals! le preguntó a sus seguidores de Twitter quién debía atajar ante River y la respuesta fue contundente: el 66% apoyó su regreso al equipo.

 

Lo que no deja dudas es la importancia de Andújar en el equipo. Su prestancia, su figura, su experiencia, sus condiciones y hasta su porte lo llevan a ser el mejor arquero de Argentina.  No es casual que con él en el arco el equipo no haya recibido goles en contra y sin él, recibió poco más de uno por partido. Además, sus intervenciones al equipo le valieron puntos muy valiosos, como los que consiguió en el partido ante Sarmiento. 

Si todo marcha bien, Andújar volverá a atajar luego del receso por Eliminatorias Sudamericanas. Mientras tanto, Vivas meterá un volantazo tan inesperado como racional.