Mire, mire qué locura...

Verón, más allá de ayudar a que el club cumpla uno de sus mayores sueños, ya tiene una decisión tomada: en el 2017, el mundo entero verá que para él, y para Estudiantes, otra vez no habrá imposibles.

04/11/2016 09:28 Opinión
img

“Hay un señor que dice en una revista que Estudiantes es previsible, aburrido y el promotor del asesinato del buen juego. A ese señor le comento que seremos previsibles pero que nadie nos gana, que seremos aburridos pero llenamos la cancha y que seremos asesinos, pero que gracias a nosotros el fútbol argentino está más vivo que nunca”. (Osvaldo Zubeldía).

Hay un señor (que representa a varios otros) que dice que es una locura que Juan Sebastián Verón sea presidente y jugador, que los 42 años no le va a dar el cuero para jugar en este fútbol argentino y que en realidad quedó preso de su promesa para vender el 65% de los palcos para el regreso a Uno. Para ese señor, la Bruja ya empezó a preparar la misma respuesta que les dio Zubeldía a quienes trataban al Estudiantes campeón del mundo de antifútbol.

Sí, será una locura que vuelva a jugar. Una de las locuras más increíbles, más hermosas y más emocionantes que el hincha pueda vivir. Y no, seguro que tampoco le dará el cuero... para jugar domingo y miércoles: 90 minutos por semana serán más que suficientes para verlo brillar. Quienes conocen al 11 saben que trabajará como el más pibe para estar a la altura de los grandes. Y que la promesa, más allá de ayudar a que el club cumpla uno de sus mayores sueños, no es más que otro motor para una decisión que ya está tomada: en el 2017, el mundo entero verá que para él, y por consiguiente para Estudiantes, otra vez no habrá imposibles.

* Columna publicada en el diario Olé del 4/11/16.