Quién es el abogado del Club que comandará a Superliga

Marcelo De Luca (en la foto con camisa a cuadros) fue elegido como presidente provisional de la nueva liga que promovió Estudiantes para refundar el fútbol argentino. Con apenas 40 años, lleva casi la mitad de su vida militando en la política partidaria. Fue jugador de inferiores, tiene gran afinidad con Edgardo Valente y ¿ganas de ser presidente?

08/11/2016 08:43 Noticias
img

El nacimiento de la Superliga fue una noticia en sí misma. Quién la presidirá otra. Y que su presidente provisional sea un abogado vinculado con el Club, otra más. Hace algunos días casi todos los clubes de Primera División -con excepción de Gimnasia, Temperley y Central- firmaron un acuerdo para avanzar sobre la creación de una nueva liga para buscar mejores ingresos para el fútbol argentino. Impulsada por los equipos grandes, Estudiantes fue uno los clubes que más trabajó para su conformación y hasta su representa legal en las charlas, el Dr. Marcelo de Luca, será su presidente provisorio ¿hasta que lo reemplace Verón?

De Luca fue jugador de inferiores. Formó parte de la categoría 1976 que compartió con Leo Cortizo, el actual entrenador de arqueros, Juan Turchi y Martín Fúriga entre otros. Pese a no haber debutado en Primera, sus compañeros guardan un buen recuerdo de él y hasta se juntan de vez en cuando a jugar un picado o comer un asado. Su pasión por el fútbol no decayó pese a su apretada agenda laboral y cuando puede forma parte del equipo Senior que representa a Everton en la Liga Amateur Platense. 

Hace varios años que De Luca participa de la vida institucional y política de Estudiantes. Su primer acercamiento se dio de la mano de Miguel Mirenda a través del Movimiento Pincharrata. De allí en más, nunca más dejó de estar. Fue candidato, apoderado y hasta opositor. Participó de algunas reuniones que encabezó años atrás Julio Alegre pero su cercanía con el grupo político que tiene como bandera a Edgardo Valente le valió de ser la pata operativa de la CD de Rubén Filipas en la reforma estatutaria que impulsó el Dr. Alegre en 2011 para proteger al Club de la potencial llegada de representantes que hayan ocupado cargos políticos en la dirigencia y gocen de beneficios por el conocimiento interno que pudieran tener. Allí, De Luca resultó un asesor del secretario general Bernardo Barrué.

Su incursión en la actual CD le permitió llegar a un lugar de privilegio al que no muchos logran acceder. En las últimas elecciones acompañó a Verón en el puesto de Revisor de Cuentas y se sumó a trabajar en la Comisión de Obras que encabeza Juan José Calderón y tiene como prioridad culminar el Estadio. Cuando comenzaron los conflictos vinculados a la Superliga los dirigentes eligieron letrados que representen a los clubes y de allí nació la posibilidad de ocupar la presidencia provisoria durante los próximos 90 días. La influencia de Verón en el proyecto es preponderante y que De Luca ocupe un cargo tan importante no es una cuestión fortuita.

Mientras tanto, puertas adentro no son pocos los que piensan que De Luca es uno de los socios que sueña con ser presidente. En una época donde la figura de Verón no permite discusión alguna sobre su sucesión, las diferencias internas están a la orden del día aunque no salgan a la luz y el flamante presidente de la Superliga no está al margen.