¿Cuánto vale Ascacibar?

Su juego crece día a día y los pedidos por él se multiplican. Sin llegar a ser convocado a la Selección Mayor, Atlético Madrid y Real Sociedad ya le echaron el ojo y el Club desechó una oferta millonaria por su ficha. Ante la avanzada europea, el presidente Verón avisa: “Van a tener que trabajar mucho para sacárnoslo” y se imagina a su lado el próximo año.

11/11/2016 09:40 Noticias
img

La irrupción de Santiago Ascacibar en el equipo no revolucionó sólo a Estudiantes, sino al fútbol en general. Con apenas 18 años fue titular en el primer táctico de la era Vivas y no salió más. Al contrario. Creció un poco más rápido que el equipo y hoy, con apenas 19 años, es pieza inamovible de la mitad de la cancha. Les ganó el puesto a todos. A los de su generación y a los viejitos -a los que se sumará Verón la temporada próxima-, que se turnan para acompañarlo. 

Su aparición hizo que varios equipos de las grandes ligas empiecen a seguirlo. El Ruso es una tentación para cualquier representante que tenga mediana  llegada en el extranjero debido a sus condiciones, juego y potencial. Ya tuvo su experiencia con la Sub 20 en los JJOO de Río y es inminente su citación a ese desastre que es la Selección que dirige Edgardo Bauza. Si bien no es un volante con gol, su perfil es netamente europeo: manejo, dinámica, distribución, visión de jugo, acertada lectura de partidos y un enorme corazón que lo diferencia del resto.

Hace unos meses Estudiantes rechazó dos ofertas de la Real Sociedad, el equipo donde ataja Gerónimo Rulli. Los vascos ofrecieron comprar un porcentaje de la ficha del jugador (primero el 80 y después el 75%) y la respuesta fue negativa en ambas oportunidades ya que fue considerada insuficiente. El número que trascendió rozaba los casi 4 millones de dólares. El otro club que se mostró realmente interesado fue Atlético de Madrid a través de su técnico, Diego Simeone. En una de sus charlas con Vivas consultó condiciones y no es descabellado pensar en que los Colchoneros hagan una oferta en el siguiente mercado. 

“Ascacibar es un jugador que no tiene techo. Demuestra una madurez poco habitual en un chico de su edad y está claro que puede tener una salida temprana. Por eso también estamos trabajando con otros chicos para reemplazarlo y que puedan competir. Para sacárnoslo van a tener que trabajar mucho”, dijo el Verón en una entrevista entregada a ESPN. 

Cuando el presidente se refiere a “chicos que puedan competir” y reemplazar a Ascasibar, lo hace pensando en los categoría 1997, Gómez y Cascini, y Marchioni. Ellos parecen, con características distintas, las variantes que el Club maneja. Claro que ninguno de ellos tendrá la prestación que hoy tiene Ascacibar pero podrían ser variantes en el futuro inmediato.

Y hablando de futuro inmediato, el mismísimo Verón se entusiasma de jugar con él. El regreso (parte 3) está en marcha y sus ganas de competir no se quedarían solamente en la Copa Libertadores sino que podrían extenderse al torneo local. Sabe que a su edad lograr ritmo de competencia no es sencillo y cuanto más juegue, mejor. Que a su lado esté un jugador de las características de Ascacibar es una tranquilidad. No porque el resto no lo sea, sino porque podría disminuir el desgaste al que Vivas no quiere exponerlo.

Mientras tanto, Ascacibar vive en su mundo. No se marea, escucha a los mayores, no tiene estridencias y se ocupa de seguir creciendo. Esa misma madurez que tiene para jugar la traslada al día a día y es querido y respetado puertas adentro. Claro, un jugador así no aparece todos los días y en el Club saben que su venta será histórica. Él sólo se ilusiona con jugar la Copa Libertadores.