Marcos Rojo (y blanco)

El regreso del defensor ya está en marcha. Desde Manchester, le dedica mucho tiempo a estar cerca del Club y quiere volver en plenitud. Refuerzo top en el corto plazo.

10/06/2016 19:14 Noticias

La distancia no parece ser un problema para sentirse cerca. Ni el frío de Manchester ni los viajes por la Selección. Ni la camiseta roja del United ni la celeste y blanca de Argentina. Marcos Rojo vive su realidad entre Inglaterra y los los compromisos con el equipo nacional, pero sabe cada detalle vinculado a su querido Estudiantes, donde piensa regresar pronto. 

Hace un tiempo Rojo fue campeón de la FA Cup -el segundo trofeo en importancia en Inglaterra- y en pleno festejo se mostró con su hermano Franco y sus amigos del Barrio El Triunfo, todos fanáticos de Estudiantes. Ellos fueron quienes grafitearon las paredes del barrio con gigantografías de Marcos que él agradeció ayudando a su otro club: Las Malvinas, un ícono en la zona de La Granja que participa de los torneo de la Liga Amateur Platense. 

 

Hace algunos meses, Marcos recibió la visita de Mariano Giménez, el ayudante de campo de Pedro Verde en la Sexta División de Estudiantes, y allí gestionaron la entrega de 50 pares de botines, para que los jugadores de las divisiones menores que no puedan acceder al calzado no deban preocuparse y tengan lo básico para desarrollar los entrenamientos. La idea le encantó a Rojo, que se puso al frente de la colecta que incluyó a sus compañeros del United.



Rojo extraña y lo hace público. Quiere volver. Lo expresa con sus gestos y con sus declaraciones. Dice que se entusiasma con ser dirigido por Mourinho pero aclara que desea regresar en plenitud. Su contrato, millonario por cierto, no le permite pegar la vuelta ya pero sabe que el regreso está cerca. Una vez concluido el vínculo no habrá equipo ni dinero que lo convenza de seguir en Europa.

Su vuelta está en marcha y él lo sabe. Por eso se esmera para regresar en buena forma y estar al tanto de todo lo que sucede en su Estudiantes.