¿Quién es el nuevo refuerzo de Vivas?

Sebastián Dubarbier es el lateral izquierdo que el DT incorpora para reforzar la defensa. Del pibe que se formó en Gimnasia al que después hizo carrera en Europa: Francia, Rumania (donde fue campeón cinco veces y compartió plantel con el Ogro Fabbiani) y España. Matiza el fútbol con su pasión por la guitarra y volvió para instalarse en la ciudad.

21/12/2016 10:13 Noticias
img

Hace un tiempo que Sebastián Dubarbier quería regresar a la Argentina. Diferentes problemas familiares hicieron que su vida tenga un cambio. Su cabeza estaba más en La Plata que en Almería. Deseaba y necesitaba regresar. En medio de ese remolino de pensamientos, apareció el llamado de Estudiantes hace unos meses y lo sorprendió. Claro, él se formó en Gimnasia –donde jugó en 2006 y 2007- y nunca pensó que terminaría jugando en la vereda de enfrente. Pero después de un par de charlas con Vivas y Verón, no descartó la posibilidad. Se volvió a Almería con la intención de rescindir a mitad de año y no logró su objetivo, algo que si consiguió hace algunos días.

Sebastián Dubarbier Bruschini nació hace 30 años en La Plata. Jugó al futbol infantil en Las Malvinas (el mismo equipo que Marcos Rojo y Pablo Lugüercio) y después se fue a Círculo Cultural Tolosano. Tras algunas temporadas de inferiores, un directivo de Gimnasia del barrio lo llevó al club. Debutó de la mano de Troglio pero algunas lesiones no le permitieron la continuidad necesaria y se fue a préstamo a Olimpo. Allí notó que su carrera podría cambiar: jugó 9 partidos como titular y su nombre se hizo un poco más conocido.

Tras su salida de bahía Blanca y sin lugar en Gimnasia se fue a jugar a Rumania, un mercado poco conocido para la época. Allí fue campeón 5 veces y compartió plantel con varios argentinos entre los que estaban Cristian Fabbiani, Cristian Sánchez Prette y Marcos Torsiglieri. Convirtió 9 goles en 55 partidos y el Lorient francés pagó 1,5 millones de euros por cntratarlo. En su primera etapa en Francia jugó poco y nada y se fue a préstamo a Tenerife. Volvió a Francia pero jugar en el fútbol español le gustaba mucho más: gestionó un nuevo préstamo al Córdoba y se instaló hace algunas temporadas en Almería, dónde jugó casi 100 partidos. En la última temporada no tuvo tanta continuidad y apenas formó parte del equipo titular un par de veces.

Futbolista de profesión, no quiere encerrarse sólo en su trabajo. En sus ratos libres despunta el vicio tocando la guitarra y cuentan sus amigos que lo hace bastante bien. En Almería armó una banda junto con Oscar Ustari y Marcos Torsiglieri y tocaban covers de cumbia para matizar la espera entre práctica y práctica. El arquero toca la batería, el defensor el teclado y él la guitarra.

 

Reposo! Cicatrizando heridas!

Una foto publicada por Dubarbier Sebastian (@sdubarbier) el

Muy amigo de sus amigos, cada vez que volvía al país organizaba su tiempo para darse una vuelta por su querida Tolosa. Sus empedrados lo vieron crecer y ahora lo ven un jugador con todas las letras que forma parte del selecto grupo que podrá decir que jugó en los dos equipos de la ciudad.