Este modelo va en serio

Estudiantes sigue apostando a sus divisiones formativas y el partido de ayer fue una muestra: varios pibes terminaron jugando frente a uno de los 16 mejores equipos de Europa. La apuesta representa un regreso a las fuentes históricas que parecieron dejar de lado algunos dirigentes obnubilados por la búsqueda del éxito deportivo inmediato.

09/01/2017 08:33 Noticias
img

En el mundo del fútbol es muy difícil llevar adelante un proyecto a largo plazo. Sin embargo con perseverancia, paciencia y una enorme dosis de convencimiento es posible. Desde que Alayes y Verón están al frente del fútbol de Estudiantes -hace ya cuatro años- el Club recuperó su identidad como formador y exportador de jugadores. De a poco los pibes fueron teniendo oportunidades en Primera y la mayoría de ellos no las desaprovecharon ya que no sólo fueron parte del los distintos equipos titulares sino que sus transferencias dejaron una montaña de dólares como para que si había alguna duda quede de lado y se siga invirtiendo en Divisiones Juveniles.

Si bien es cierto que no todos los años aparece una camada como la última -Correa, Rulli, Jara, Carrillo y Silva, entre otros- de a poco los pibes van teniendo roce y oportunidades. De hecho en el estreno en la Florida Cup 12 de los jugadores utilizados por el DT son un producto genuino de las divisiones menores. Algunos con más experiencia (Desábato y Damonte), otros con un poco menos (Auzqui, Sappa, Diarte y Marchioni) y otros empezando a sumar minutos en el primer equipo (Umeres, Gómez, Osuna, Cascini, Vargas y Areal). 

Feliz de la vida!! Y un dia se dio el debut! A seguir trabajando y no aflojar .. 🔴⚪🔴

Una foto publicada por Leo Areal (@leoareal8) el

La llegada de tanto pibe y no tanto está marcada a fuego como uno de los puntos que Alayes y Verón quisieron recuperar tras su retiro. Veían que el Club se había alejado un poco de sus raíces principalmente durante el proceso que encabezó Miguel Russo y fue el último periodo de la presidencia de Rubén Filipas. Durante aquel receso invernal llegaron más de 10 jugadores, con contratos extraordinarios que poco le dejaron al Club y en muchos casos produjeron un conflicto, tal cual sucedió con Carlos Carbonero.

Con un presupuesto acotado, intentaron mejorar y potenciar lo que encontraron. Atrás quedó el famoso mercado de Inocenti y Rendón y también el cargo de entrenador de Diego Cagna. Tras algunos meses de no dar pie con bola, la llegada de Mauricio Pellegrino terminó de encarrilar una idea de Club y los resultados están a la vista.

Siempre fue idea de Verón realizar transiciones futbolísticas ordenadas, pero en el fútbol casi nada sale como se piensa. La ida de Milito –otro pilar fundamental para chicos, entrenadores de Juveniles y jugadores no tan chicos- aceleró los tiempos y activó la llegada de Vivas que no hizo más que seguir con una línea de trabajo determinada a la que le agregó su impronta. De a poco fueron subiendo varios pibes de la Categoría 97’ (Tití, Ascacibar, Gómez y Cascini por ejemplo) para instalarse en el plantel y de a poco van siendo mayoría en el día a día.

Si bien es cierto que la historia ante el Leverkusen terminó en derrota por penales no es menso cierto que el objetivo se cumplió. Fue intención del entrenador mostrar un equipo competitivo y que, luego, los pibes tengan roce frente a rivales de jerarquía. No hay que pasar por alto que varios de los jugadores del equipo alemán jugarán Octavos de Final de la Champion frente al Aleti del Cholo Simeone.

En el fútbol no es fácil ser consecuente entre lo que se pregona y los actos que cada uno desarrolla. El Club parece haber recuperado una línea formadora que lo ubica entre los mejores de Argentina en el rubro y lo potencia como marca registrada en mercados emergentes.