Que 20 años no es nada...

Leandro Desábato cumple dos décadas de pretemporadas ininterrumpidas. Capitán y líder, hizo la primera en el 97’ de la mano del Profe Córdoba y no dejó más. Su carrera, sus logros y la promesa de llevar a sus hijos a Disney, donde el desfilará mañana junto a sus compañeros.

13/01/2017 10:12 Noticias
img

Para Desábato cada momento en el Club se disfruta de manera particular. Sabe que el retiro está a la vuelta de la esquina y que cada día perdido no puede recuperarse. Será por eso que se toma cada trabajo como si fuese el él último, aconseja a los pibes para que sean serios en los entrenamientos, charla de fútbol con el entrenador y hasta se permite alguna broma con el entorno del plantel. Claro, para él esta pretemporada es como un viaje a Disney...  es su comienzo de año número 20 como jugador y, tal vez, el último. Por eso toma su trabajo con responsabilidad y alegría, para disfrutar de cada momento.

La historia de las pretemporadas para él comenzó allá lejos y hace tiempo cuando el Profe Córdoba era el DT y Guillermo Cinquetti y Carlos Nuñez se encargaban de la preparación física. Claro que la preparación era muy distinta a la de ahora. Los trabajos con pesas y la tecnología ganaban terreno en el fútbol argentino y ellos eran pioneros en la materia. El trabajo de fuerza en la arena se intercalaba con largos trotes por el Parque Lillo y las prácticas de fútbol se hacían en el Club Rivadavia sobre campos que, ni por asomo, son como los de ahora. El hotel San Marcos fue la sede de en la que Desábato comenzó a forjar su sueño de profesional.

De las 20 preparaciones que tuvo El Chavo, 7 no las hizo en Estudiantes. Quilmes, Olimpo y Argentinos fueron equipos que le sirvieron para sumar minutos, hacer experiencia y volver potenciado. Recién en 2007 pudo afianzarse dentro del plantel y no sólo que no se fue más sino que además se transformó en uno de los jugadores más importantes de la historia del Club. Sus logros como jugador se potenciaron con el correr del tiempo y sus goles frente a Defensor por la Copa en 2009 y frente a River en el Monumental en 2010 están entre los más recordados por los hinchas.

“Uno a medida que va creciendo ve las cosas de otra forma con el correr de los años. Esta es mi pretemporada número 20 y siento que tomo las cosas de otra manera. Por ejemplo si el técnico da una orden yo no la contradigo, nunca hay que pasar por sobre un entrenador. Yo me estoy preparando para ser entrenador y me gustaría armar una dupla con el Chapu (Braña) que sé que me va a decir las cosas cuando me equivoco o si ve algo distinto”, afirmó en diálogo con Radio Provincia desde EE.UU. 

La carrera de una de los grandes jugadores de la historia está llegando a su fin. Tras varios amagues de salida y retirada, esta sí parece ser su última pretemporada. Atrás quedarán los títulos, los goles, los cierres y los forcejeos. Desábato disfruta de la preparación y avisa: “Si no me sentiría a la altura daría un paso al costado”, pero eso quedará para otro momento. Como el postergado viaje a Disney que le prometió a su esposa e hijos para “cuando deje de jugar”.