¡A los 11 segundos!

Verón hace historia, señores: como no podía ser de otra manera, el 11 tocó su primera pelota como jugador y presidente a los ¡¡¡11!!! segundos. Se trata de su cuarto ciclo en Estudiantes. Vivilo en Animals!

15/01/2017 10:11 Noticias
img

Llegó el día. Llegó la hora. Llegó el bendito segundo. Y, cosa del destino, o magia del destino, fue precisamente a los 11 segundos que Juan Sebastián Verón, tocó la primera pelota ante el Esporte Clube Bahía. Y ya hizo historia. La Bruja, el presidente, el ídolo, la bandera, está de regreso en una cancha. 

Desde el anuncio hasta hoy mucha agua pasó debajo del puente. Los palcos no vendidos, el cómo encarar los trabajos, las dudas, las palabras de aliento, las versiones y los hipotéticos malestares. Todo eso quedó atrás. El 11 lo hizo. Está de regreso. Los hinchas, felices.

El regreso a las canchas es una noticia en sí misma, aunque puede resultar muy difícil de dimensionar. De hecho será mejor apreciada a medida que los años transcurran. La edad, su rol, su idolatría, un físico privilegiado y una enorme dosis de competitividad y autosuperación son algunos de los aspectos que nos permiten definir y englobar esta vuelta, que será la tercera...

La primera vez que Verón regresó al Club fue en junio de 2006, tras 11 años de su partida. El mismo día que Estudiantes presentó a Simeone como entrenador, una multitud se congregó en el viejo Estadio de 57 y 1 para darle la bienvenida.

Los años posteriores fueron soñados: títulos, paternidad histórica en el clásico con 7 a 0 de yapa, reconocimiento internacional y un marcado crecimiento que tuvo como su pico de esplendor haber alzado la cuarta Copa Libertadores.

Aquel proceso comenzó el 6 de agosto de 2006 cuando en la primera fecha del torneo Estudiantes venció a Quilmes 1 a 0 con un gol de Pavone. Más de 10.000 hinchas se movilizaron para ver el debut de Verón, que dejó ofertas millonarias para volver a vestir la camiseta de Estudiantes. 

Tras su primer retiro y despuntar el vicio de secretario técnico junto a Agustín Alayes, Verón decidió cumplir otro viejo mandato familiar y jugar en la Liga Amateur Platense junto a su primo y amigo Pedro Verde, actual DT de la Sexta División. Su rendimiento fue decisivo para que el equipo sea campeón y empezar a evaluar otra vuelta al fútbol profesional. Estudiantes no venía haciendo buenas campañas y el colchón de puntos que tenía de años anteriores comenzaba a desinflarse. Así fue que anunció su regreso para disputar la temporada 2013-2014 y “dar una mano” ya que el equipo lo necesitaba.

Estaba intacto. Sin haber perdido masa muscular y con su enorme claridad fue un jugador muy importante en aquel equipo que hasta se dio el lujo de pelear por el torneo hasta la última fecha con unos cuantos pibes que luego pegaron el salto.

Su debut no fue en el torneo local, sino en la Copa Interamericana ante el Atlético Madrid del Cholo Simeone. El destino quiso que vuelvan a cruzarse en un partido que significó mucho para ambos: para Sebastián la vuelta al ruedo y para el Cholo volver a La Plata y ser ovacionado después de mucho maltrato. 

Y ahora llegó el momento del tercer regreso, del cuarto ciclo. Acaso el último. Superó los 40, cumple el rol más destacado dentro del Club y sabe que es un lujo que puede darse por ser Verón, el “Highlander” del fútbol argentino.