Uno de los nuestros

Andújar brindó su primera conferencia luego de su frustrado pase a Boca y demostró, una vez más, su identificación con el Club. “Me mantuve al margen de las negociaciones porque Estudiantes es mi casa y estoy bien acá”, dijo. Conclusiones del partido del sábado, el intercambio de camiseta y la charla con Guillermo y Angelici.

23/01/2017 12:50 Noticias
img

Si algo le faltaba para demostrar que su ADN está intacto era escuchar de su boca las palabras que salieron en el mediodía de City Bell. Cuando el Departamento de Prensa anunció su presencia en conferencia, todos sabían que el pase frustrado a Boca sería tema dominante. Mariano Andújar rompió el silencio tras varios días sin hablar y dijo unas cuantas cosas...

“La negociación la desarrollaron los dirigentes y yo lo aclaré de antemano. Si a Estudiantes le servía que yo me vaya, no había problema. Por eso me mantuve al margen. Yo no puedo decir que acá estoy incómodo porque Estudiantes es mi casa. Como no se pusieron de acuerdo, el pase no se hizo”, dijo no bien se enfrentó con los micrófonos. Y siguió: “El pase es historia. Para mí es tema cerrado. Yo me debo a Estudiantes, debo entrenar y trabajar para recuperar el nivel que perdimos todos durante los últimos partidos del año pasado”

El arquero puso así punto final a un sinfín de versiones que indicaron que Boca buscaría reflotar el pase más cerca del cierre del libro de pases. Falso. El Club ya determinó no iniciar una nueva negociación y habrá arquero de jerarquía para rato. Antes de cerrar el tema Boca, Andújar se refirió a la charla que mantuvo con Guillermo Barros Schellotto y Daniel Angelici en la zona de vestuarios una vez consumada la derrota el último sábado. “Cambié la camiseta con Fernando (Gago) y ellos se acercaron a saludarme. Con Guillermo tengo relación, además, porque nuestros hijos van al mismo colegio. Soy educado y saludo a todo el mundo, no hay nada raro en esa charla”. 

Sepultado el tema Boca, Andújar se refirió al cambio de sistema y a la presencia de Verón en el equipo: “El otro día no jugamos bien y es cierto que nos llegaron mucho. No sé si será por el sistema, porque contra Bahía nos salió bien. Pero bueno, será cuestión de seguir trabajando para mejorar ya que no tuvimos un buen cierre de año y todos bajamos el nivel. En relación a Sebastián, su presencia es importante porque, más allá de su calidad es como un técnico dentro de la cancha que ayuda mucho al crecimiento de los más chicos”. 


Con sus gestos y declaraciones, el arquero evidencia que no tomó la decisión de volver porque sí. Su regreso fue meditado, planificado y hasta un poco turbulento. Resignó (y puso) mucho dinero para volver y se bancó seis meses de suplencia -en el mejor de los casos- con Milito como DT. Pese a ello y a los incidentes del verano pasado tuvo un gran año y su consolidación en el arco lo llevó a ser una de las figuras del equipo. En el inicio de 2017 volvió a portarse como un caballero con el Club: en ningún momento presionó para cerrar su pase a Boca y dejó todo en manos del Club, aun sabiendo del ventajoso contrato que iba a cobrar. Sí, Andújar es uno de los nuestros. ¿Te queda alguna duda?