España a sus pies

Simeone, Berizzo y Pellegrino clasificaron a sus equipos a las semifinales de la Copa del Rey, el segundo torneo en importancia del país. El Cholo irá contra el Barcelona y Celta y Alavés se eliminarán entre sí. Los tres pasaron por el Club y, en mayor o menor medida, dejaron su huella

28/01/2017 11:37 Noticias
img

Muchas veces el fútbol es injusto con los entrenadores. Otras veces los injustos son los clubes, representados por sus dirigentes e hinchas. Y en otras oportunidades los injustos son los propios entrenadores, que rompen contratos para buscar mejores oportunidades. Más allá de cada valoración el tiempo pone las cosas en su lugar.

Simeone Berizzo y Pellegrino son los técnicos del momento en el fútbol español. Ahí, donde Messi la rompe partido a partido, los tres tienen el reconocimiento de propios y extraños. Con diferentes formas, estrategia y recorrido, han logrado clasificar a sus respectivos equipos a las semifinales de la Copa del Rey y jugar instancias definitorias junto al Barcelona de Luis Enrique.

El Cholo ya es el tercero en discordia. Le costó apenas unos meses hacer pie en Europa y metió a su querido Aleti en la pelea con el Real y el Barca primero y con los grandes de Europa, después. Consiguió ganar una Liga, la Supercopa de España, una Copa del Rey, la Europa League y la Supercopa europea. Su gran deuda es haber perdido dos finales de Champions frente al Real Madrid. Una que tenía ganada hasta el minuto 93 y otra en los penales. Aquella decepción lo hizo dudar sobre su continuidad pero recapacitó y está en carrera. Cedió protagonismo en la Liga por la intromisión de Sevilla, que se metió como cuña para pelear el título,  pero sigue con vida en Copa y Champions. Su espíritu ganador se contagió entre los hinchas y jugadores. La reinvención constante y sus ganas de competir y ganar lo llevaron a tener una enorme valoración de parte de los dirigentes que no imaginan un Aleti sin él.

El caso de Berizzo es muy especial. Llegó a Vigo (donde jugó entre el 2000 y el 2005) en 2014 y su carrera fue en franco ascenso. Tras su experiencia en Estudiantes y O’Higgins logró explotar como entrenador. Una victoria con goleada incluida ante el Barcelona sirvió para confirmarles a los dirigentes que no se equivocaron cuando lo buscaron para reemplazar, ni más ni menos, a Luis Enrique. En su primera temporada terminó a tiro de clasificación de la Europa League, algo que consiguió al año siguiente. Con una idea clara, la prensa española lo resalta como uno de los equipos que mejor fútbol practica y que mejor se amolda a su presupuesto. Hace pocas semanas tuvo un enfrentamiento con el chileno Fabián Orellana que mantenía constantes actos de indisciplina y parecía intocable dentro del club. Berizzo le comunicó a los dirigentes que no lo tendría más en cuenta y lo echó del plantel. La directiva y los propios compañeros de Orellana apoyaron la decisión. En Cuartos de Final de la Copa sacó al real Madrid ganándole en el Bernabeu y buscará entrar en la historia grande del club, ya que nunca llegó a una final. En el plantel cuenta con Facundo Roncaglia, a quien dirigió en Estudiantes.

Para Pellegrino su llegada a Alavés fue una revancha. Le fue muy mal en Valencia y tras su tormentoso paso por Independiente decidió tomar las riendas de un equipo que lejos está de ser uno de los más poderosos de la Liga. Su gran victoria desde junio, cuando asumió, hasta ahora fue el triunfo 2 a 1 en el Camp Nou sobre la hora. La Copa le hizo un guiño cuando en el sorteo de Cuartos le tocó el Alcorcón, un equipo de segunda de las afueras de Madrid a quien se sacó de encima con enorme suficiencia. Será su primera vez en instancias definitorias y, como el celta de Berizzo, buscará una final por primera vez.  

Los tres tienen un denominador común: Estudiantes. El Cholo fue el artífice del campeonato de 2006 y uno de los mejores entrenadores de la historia del Club. Más allá que su salida no fue la mejor, las heridas parecen haberse cerrado en los últimos años y su regreso estuvo cerca allá por 2011. Hoy está consagrado y es uno de los mejores 5 entrenadores del mundo. El paso de Berizzo fue efímero muy valorado por los jugadores y menos preciado por un sector del público.Su llegada fue en un momento muy complicado por la salida de Sabella y el tiempo le dio la razón a quienes lo soñaron como un DT a largo plazo. Por su parte Pellegrino le dio al equipo continuidad, equilibrio y lo devolvió a las competencias internacionales. El final de su ciclo, ¿desgastado?, no fue el mejor y se fue enfrentado con Verón.