El Profesor sigue estudiando

Sabella tiene la idea fija. Mientras continúa con su recuperación, ocupa su tiempo en analizar partidos, tácticas y estrategias y se mantiene activo e informado. Desechó un par de propuestas laborales del país y el exterior y mantiene su curiosidad por el fútbol. El rol de sus ayudantes y la contención familiar.

08/02/2017 11:18 Noticias
img

Mucho pasó desde la final perdida ante Alemania hasta hoy. El dolor por no haber podido coronarse como campeón del mundo quedó atrás. Sus problemas de salud ocuparon su mente, sus días y también su atención. Pero hoy, ya recuperado, Alejandro Sabella hace gala al apodo que un sector de la prensa le puso cuando aún dirigía a Estudiantes. El Profesor ve fútbol. Como lo hizo siempre. Su voracidad por aprender y seguir acumulando conocimientos no disminuyeron. Al contrario. Puede pasarse horas en su sillón preferido sacando conclusiones de los partidos que mira y que le sirven para enriquecerse y seguir acumulando conocimientos. Preferentemente conversa con su PF, Pablo Blanco, sobre determinadas situaciones planteadas en los distintos partidos y hasta se permite alguna que otra broma, como aquella vez que destacaba la estrategia de Guardiola para enfrentar con el City al Barcelona y la expulsión de Bravo echó por la borda lo planificado.

A lo largo de este tiempo y tras su recuperación, Sabella recibió al menos dos propuestas concretas para volver a trabajar sin tener en cuenta los contactos permanentes que tiene con Estudiantes. Una del país y una del exterior. Hace algunos meses, antes que Ricardo Zielinski llegue, la dirigencia de Racing se contactó con él. Pensaron que era el momento indicado para volver al ruedo y le ofrecieron conducir el equipo. Sabella agradeció el interés y desechó la oferta. Algo parecido les pasó a los dirigentes de Peñarol cuando intentaron contratarlo. El desafío era muy bueno y tenía el objetivo de devolver a uno de los grandes de América a los primeros planos del continente, pero la respuesta volvió a ser negativa.

Mientras los días pasan entre Champions y sillón, su círculo íntimo fue vital en su recuperación. Las fotografías que se vieron fueron subidas a las redes sociales fueron producto de momentos con sus hijos y esposa y el contacto fluido con varios amigos íntimos hacen un día a día más llevadero. El profe Blanco sigue siendo su fiel ladero, a tal punto que hasta desechó una oferta de Estudiantes para sumarse a trabajar con Nelson Vivas por el simple hecho de seguir vinculado, ya que ni siquiera él tiene precisiones de cuándo volverán a trabajar juntos. Distinta fue la situación de Camino y Gugnali, quienes analizaron algunas propuestas. Gugnali fue sondeado por Unión de Santa Fe y ambos habrían aceptado acompañar a Miguel Russo si finalmente se transformaba en el DT del seleccionado. Algo que no pasó.

Su curiosidad por el fútbol no cesa. Y su amor por el club tampoco. De hecho una de sus últimas apariciones públicas fue en City Bell, hace un tiempo ya, cuando se acercó ver un amistoso de pretemporada. Y no es para menos. Es uno de los dos técnicos que llevó al Club a la cima de América. Sus acciones lo marcaron dentro y fuera de la cancha y su capacidad -como ser humano y como profesional- lo llevaron a estar entre los tres entrenadores más influyentes de la historia de Estudiantes. Y como no podía ser de otra forma, mantiene en alto la Escuela dando el ejemplo de capacitarse, no bajar los brazos, seguir aprendiendo y dando pelea para volver al ruedo.