Así cocina La Gata la vuelta de los históricos

El volante de la U de Chile es uno de los principales gestores de que varios ex regresen al Club. Mientras decide su futuro del otro lado de la cordillera, se ilusiona con volver junto a Sosa, Boselli y Enzo Pérez. "Tenemos un grupo de WatsApp entre los ex y la posibilidad de volver siempre está latente", dijo en Radio Provincia.

16/02/2017 20:01 Noticias
img

"Yo no quiero crear falsas expectativas porque me queda un año y medio de contrato acá (en Chile). Y demás está decir que no me tengo que enojar para querer volver. Estudiantes es una parte importante de mi vida y siempre está latente la posibilidad de volver. Es más, varios ex jugadores tenemos un grupo de WhatsApp y siempre charlamos. Por ahí hasta podemos convencer a Enzo Peréz y a Boselli... jajajaja"

La declaración de La Gata en el programa Fútbol Viejo Nomás de Radio Provincia le dibujó una sonrisa de oreja a oreja a más de un hincha. El simple hecho de soñar con la vuelta de jugadores de tanta jerarquía  ya es motivo de orgullo. Lo que dijo Gastón Fernández no fue casual. Sabe que tendrá otra etapa más en Estudiantes y quiere jugar con varios de sus compañeros con los que consiguió la Copa. Si bien su contrato en Chile termina en 18 meses, no es menos cierto que las cosas por allá no van del todo bien: es resistido por un sector del público y presa fácil para la prensa. Por eso dijo lo que dijo. Sabe que la paciencia tiene un límite y Estudiantes siempre será su casa.  

 

La situación del resto de los jugadores es distinta a la de La Gata desde todo punto de vista. Si bien es cierto que la posibilidad de volver a jugar en el Club está viva, depende pura y exclusivamente de ellos.  

Mauro Boselli es el caso más complejo. Es ídolo indiscutido en León y será difícil que deje su vida en México donde desarrollo algunos emprendimientos empresariales más allá de su profesión. Lleva convertidos 85 goles en 139 partidos y fue goleador del torneo en 2014 y 2015. Fue bicampeón en 2013 y 2014 y su nombre parece inmaculado. Los hinchas lo adoran, casi tanto como los de Estudiantes después de aquel recordado cabezazo en el Mineirao. 

 

 

Enzo Pérez es patrón y sota en Valencia, donde juega desde hace un par de años y -además- es el capitán del equipo. Logró ganarse su lugar como volante central y es un jugador con mucha ascendencia en el grupo y también con mucha presión y responsabilidad. El equipo pasa por uno de los peores momentos de su historia y su salida parece de conversación permanente. Y a río revuelto... River quiso sacar su tajada. Sabiendo que Enzo es hincha coqueteó con su posible regreso. Automáticamente el presidente Verón salió al cruce como para marcar el terreno y abrirle las puertas a su regreso a Estudiantes. 

 

José Sosa es la eterna esperanza. En cada mercado de pases su nombre es el primero que surge por ser la debilidad del Presidente. Más allá de ser su amigo personal, Verón lo quiere en el equipo porque lo considera uno de los mejores jugadores que tuvo el Club en los últimos diez años. O tal vez el mejor. Por eso ansía repatriarlo. En diciembre último Sosa se casó en Argentina. Verón no pudo asistir a la boda pero sí estuvieron Damonte y Alayes entre otros. Ese "nos vemos pronto" con el que José se despidió de ex directivos y gente vinculada al Club sigue dejando abierta una luz de esperanza para el futuro a corto plazo. Mientras tanto sigue disfrutando de su familia y sumando minutos en el Milan, que pagó una fortuna por su ficha. 

 El Rayo Fernández y Mariano González son algunos otros ex que forman parte del famoso grupo que maneja La Gata. Indudablemente el sentido de pertenencia está intácto y con el ADN en su máximo esplendor. Siguen al equipo, están al tanto de las novedades y saben que tarde o temprano habrá un nuevo capitulo de su historia con el Club.