Abril, un mes definitorio

Estudiantes jugará 7 partidos en el mes que pueden marcar el rumbo en el torneo y la Copa Libertadores. Tendrá dos viajes cortos, la visita a un grande y dos partidos como local por el torneo continental que son fundamentales para conseguir la clasificación. El plantel comienza a vivir y sentir la doble competencia.

28/03/2017 08:07 Noticias
img

Cada vez que un equipo argentino se clasifica para jugar la Copa Libertadores la pregunta nace con suma naturalidad: ¿cómo afrontar la doble competencia? Algunos hablan de mito, otros confían que la base está en no tener que viajar a los países cercanos al Caribe y otros creen que la clave está en armar un plantel que combine minutos, experiencia y profesionalismo. En cualquiera de las tres posturas la coincidencia está centrada en lo dificultoso que resulta jugar dos torneos al mismo tiempo por estas latitudes.

Ese desafío afrontará el equipo de Vivas desde el domingo próximo cuando reciba a Arsenal en el estadio Ciudad de La Plata desde las 15. Ese partido será el primero de una seguidilla de 7 que tendrá el mes y que definirán si mayo (otro mes cargado y con muchos partidos importantes) lo llevará o no a cumplir con los primeros objetivos del año: meterse en los octavo de la Copa y pelear por el torneo local. 

Tras el partido del domingo, Estudiantes viajará el viernes 7 Mar del Plata para enfrentarse con Aldosivi, un equipo que anda a los tumbos y viene de vencer a Arsenal en un ajustado 2 a 1. El partido se adelantará porque unos días después, el martes 11, recibirá a Barcelona de Ecuador en el primer partido como local de la Copa. Allí podría producirse el regreso de Verón al equipo. 

Tras cartón tendrá dos partidos muy difíciles y, tal vez, decisivos. Por el torneo local visitará a Newell´s el viernes 14 y por la Copa recibirá a Atlético Nacional de Medellín, el campeón reinante, el martes 18. La Lepra es uno de los animadores del campeonato y será un choque fundamental para seguir en carrera y ver si Boca tiene algún traspié. Y Nacional es un rival con el que no se pueden dejar puntos en el camino por lo que significa la localía en Medellín. 

Si el calendario de AFA se respeta, el sábado 24 el equipo de Vivas recibirá a Huracán en 532 y 25 y luego visitará a Independiente -que viene de capa caída- el viernes 29, ya que en la primera semana de mayo vuelve a los compromisos internacionales con viaje incluido.

El panorama no es fácil. En realidad nunca lo fue. Los viajes, la calidad de los rivales y la doble competencia siempre son un tema en sí mismo pero Estudiantes conoce muy bien lo que significa jugar la Copa Libertadores. El gran desafío para el equipo es estirar lo más posible el momento de definir porqué torneo optar y mantener la doble competencia lo más posible. Para eso deberá mejor. Y mucho.