¡Que viva la pelota parada!

La vida es eso que pasa mientras Estudiantes hace goles de jugadas preparadas. Otra vez, como vs. Patronato y Rafaela, el equipo le sacó el jugo a su laboratorio. No es verso: es ciencia.

08/04/2017 11:37 Noticias
img
"Es una parte del laburo que hacemos en la semana, pero sería vanidoso decir que cada una de las acciones de gol de este partido fueron preparadas. Sí hay situaciones, como el segundo gol ante Rafaela, que están trabajadas". 

 Nelson Vivas es así. No se adjudicará nunca el crédito total de una victoria pero, nobleza obliga, en este triunfo contra Aldosivi hay mucho de su trabajo en la semana. Y de una fórmula que en este 2017 a Estudiantes lo ayudó a recuperarse de una mala racha: la pelota parada. Sirvió para el triunfo ante Patronato, para el empate ante Rafaela y para esta gran victoria en Mar del Plata.

Acaso un sello del laboratorio del Club, los goles con ese recurso tienen un sabor distinto para el hincha. La vida es eso que pasa mientras Estudiantes hace goles de pelota parada, podría decir cualquier comentarista de radio o TV. Y no le faltará razón. El Club hizo escuela de esta fórmula, fue pionero en en los córners con pierna cambiada, fue cuna del dicho dos cabezazos en el área es gol (que todavía se aplica), fue campeón del mundo con un cabezazo. ¿Qué más se puede pedir?

"No se dice pelota parada. Se dice jugada preparada con pelota parada". La frase le corresponde a Eduardo Luján Manera. Sí, hasta en ese detalle se trabajó en las entrañas del Country: en darle el nombre correcto a la elaboración de la fórmula made in City Bell. Hasta Bilardo le dio vida a otra frase que tiene que ver con este tipo de jugadas: "Córner bien tirado es gol. Córner mal tirado también es gol, pero del contrario". No es verso. Es ciencia.

 

Incluso es habitual que, cuando el equipo pierde o le convierten goles con este recurso, se diga que Estudiantes le pagaron con su propia medina. Indudablemente, hay una aceptación en el mundo del fútbol, entre otras virtudes del Club (el sentido de pertenencia, el reconocimiento a los ídolos, la estirpe copera...), de que las jugadas preparadas son un sinónimo del laboratorio pincharrata. 

 No es casualidad, pues, que en la victoria de Estudiantes ante Aldosivi haya tenido un claro peso específico de este recurso: todos los goles. "Siempre trabajamos dónde ir cada uno, algún movimiento de distracción y elegir el lugar donde va la pelota", cuenta Vivas. Un técnico que, hasta en este aspecto, respeta la historia del Club.