Vivas conducción: así se planea su continuidad

La dirigencia tomó la decisión de renovar por un año más el contrato del entrenador y ya comenzaron las primeras charlas para buscar que siga. Al técnico la idea lo seduce, pero quiere saber con qué plantel trabajará, cuáles son los objetivos y quiénes estarán a su lado. La salida de Alayes, un hueco difícil de llenar.

16/04/2017 09:13 Noticias
img

Después de una semana difícil por la derrota en la Copa, los dirigentes de Estudiantes dieron una muestra de valoración al trabajo realizado por Nelson Vivas y le ofrecieron continuar siendo el DT hasta junio de 2018. La charla sirvió para dar el puntapié inicial a una ronda de conversaciones para analizar lo hecho hasta aquí, coincidir en el proyecto futuro y definir si los pensamientos y caminos se unen por un año más. A priori el DT tiene mucho que conversar con la dirigencia, pero su idea primaria es continuar en el cargo.

La valoración que hacen los directivos del trabajo de Vivas es muy buena. Más allá del bajón que tuvo el equipo durante noviembre y el mal inicio en la Copa que lo dejó complicado, ven un trabajo realmente bueno. De hecho, el presidente lo ve y vive en carne propia al ser jugador del plantel. La inclusión de juveniles, el profesionalismo, el trabajo semanal y la preparación de los partidos, el manejo grupal, su forma de declarar ante la prensa y, principalmente, los resultados obtenidos hasta el momento, son algunos de los ítems dónde se apoyan para explicar el porqué del ofrecimiento. Si bien reconocen errores del DT en la intimidad -sobre todo en decisiones futbolísticas que son materia subjetiva y absolutamente opinable- saben que técnicos trabajadores no abundan y en casa tiene uno que supera la media y está entre los mejores del país, entonces ¿para qué cambiar?


¿Y qué piensa Vivas? Sería una falta de respeto decirlo, aunque algunos indicios existen para saber que pretende. El técnico está convencido que está trabajando en uno de los mejores clubes del país. Por organización (deportiva y económica) y por infraestructura. Es valorado internamente y más allá de alguna crítica exagerada, sabe que su trabajo es muy bueno. Confía en que tiene un buen plantel, que le responde y al que ve con hambre de gloria. Tiene la espina clavada por las rápidas eliminaciones en la competencia de play off (Sudamericana y Copa Argentina) y aún lamenta aquel clásico de enero de 2016 ante Gimnasia en Mar del Plata porque veía al equipo en óptimo nivel.

“Es cierto. Empezamos a charlar con los dirigentes sobre mi continuidad. Agradezco el interés y para nosotros es una alegría que quieran que nuestro trabajo continúe”, dijo Vivas al término del partido en Rosario.

Lo que el DT quiere saber es qué desafíos tiene por delante. Si vendrán muchos jugadores o no. Si continuará el proceso de juveniles. Cuáles serán los objetivos deportivos. Y principalmente si estará en el Club Agustín Alayes. A Nelson le dolió la salida del Flaco. Más allá de la amistad que los une, fue quien lo convocó para dirigir cuando él creyó que su carrera como DT estaba terminada. Ambos conformaron un excelente grupo de trabajo y el día a día no es el mismo sin él. A Vivas también le duele que la salida de Agustín haya sido por una interna con dirigentes a los que casi no ve por City Bell…

Así planteadas las cosas, la negociación por la renovación está en marcha. Con varios aspectos por charlar, el punteo indica que la continuidad es posible si se ponen de acuerdo en lo global del proyecto. Lo que sí está claro es que los dirigentes valoran al entrenador y este al Club, por lo que llegar a un acuerdo con posturas similares podría ser mucho más sencillo. 

Fotos: Revista Animals!, Prensa Estudiantes y Diario El Día.