Unidos por la revolución táctica

Estudiantes y Atlético Nacional mantienen en común la idolatría por Osvaldo Zubeldía. En ambos clubes marcó un antes y un después y, curiosamente, es mucho más valorado en Colombia que en Argentina. Maturana, sus frases, su trabajo y una admiración que se acrecienta día a día.

17/04/2017 21:06 Noticias
img

Los 90 minutos que habrá por delante entre Estudiantes y Nacional servirán para establecer cuál de los dos equipos seguirá con vida en la Copa Libertadores. Ambos perdieron sus dos primeros partidos y la importancia de la una victoria tomó una notoriedad inusitada. Pero ese partido, crucial por cierto, no podrá terminar con una historia de admiración por una figura que tuvo el trabajo, la planificación y la visión futurista que sólo los genios pueden tener. Ese denominador común tiene nombre y apellido: Osvaldo Juan Zubeldía. Sí, Don Osvaldo dejó su huella en La Plata y en Medellín y al día de hoy su figura es respetada y valorada por igual.

La historia en Estudiantes es archi conocida. Su llegada cambió la mentalidad del Club. Su dedicación por el trabajo cayó como anillo al dedo e hizo del estudio y la preparación un estilo de vida. Logró con sus armas competir en la élite y dejar en ridículo a los equipos más importantes de la época con sus jugadas de pelota preparada que trabajaba durante la semana. Por meterse con los grandes recibió críticas infundadas y malintencionadas que buscaron denigrar su labor, pero en realidad eran una mentira de quienes no podían competir contra su inteligencia. Fue campeón de todo y, aún así, debió pelear contra la ignorancia popular que creyó que Estudiantes era "el anti-fútbol". Pobre de ellos. No sólo que no lo fue, sino que el tiempo (y, especialmente, los colombianos) pusieron a Don Osvaldo en su debido lugar. 

 

Ahora bien, ¿qué tiene que ver Zubeldía en la vida de Nacional de Medellín? Mucho. O en realidad casi todo. Allá por 1976, los malos resultados del equipo en el campeonato colombiano, desencadenaron la salida del técnico argentino José Curtí. Fue cuando el presidente Hernán Botero Moreno mando al ex jugador de Independiente Miguel Ángel López a contratarlo. La jugada fue considerada como "arriesgada" por la prensa colombiana que dudaba de su capacidad pese a los pergaminos que avalaban su contratación. Mucho más después del debut con derrota ante Deportivo Cali por 1 a 0. Sin embargo, tras varios años de trabajo pudo revertir la situación y quedar en la historia grande del club al ganar 2 títulos en 5 temporadas.

Para conocer más de la relación y la influencia de Zubeldía en el fútbol colombiano, que mejor que un extracto que retrata su vida en Medellín a cargo del periodista Alfredo Carreño Suárez:

Cuando en 1976 llega Zubeldia a la ciudad, es alojado en un prestigioso hotel, propiedad del Presidente nacionalista Hernán Botero Moreno. Al igual que varios jugadores importantes en la época, eso hacia parte el contrato. Allí, el profe instaló su hogar desde su llegada hasta su partida definitiva de esta tierra.

Martin Zapata, publicista del hotel manifiesta: “Los medios de comunicación y la gente en general, pregunta constantemente por la estadía en este hotel del señor Zubeldia, para nosotros fue un honor enorme haberlo tenido como huésped y compartir con él la historia del hotel”.

Juan Jairo Correa, lleva 41 años prestando sus servicios en el Nutibara, elhotel en cuestión. Fue testigo de todo lo que tenía que ver con el profe durante cinco años y esto recuerda del técnico argentino:“Era un señor muy formal y trataba a todos los empleados como a sus amigos, esto fue desde su arribo hasta el momento de morir. Ocupó varias habitaciones, pero las más comunes fueron la 1027 y la 1101 y siempre nos consideró como su familia; la verdadera, lo visitó desde Argentina en 2  o 3 oportunidades”.

”¿Usted lo quería ver contento? Póngalo a comer arepa con gaseosa y era el hombre más feliz de la tierra. Su otra gran pasión, eran los caballos, ese hombre se moría por ellos y no le podía faltar su boleto sellado en las apuestas…Precisamente, ese domingo, se despidió de nosotros y salió al pasaje La Bastilla a cumplir con su cita hípica, pero jamás volvió”, fue su pasaje para el mas allá.

"Yo cambié el fútbol colombiano porque terminé con los desayunos pesados, la sobremesa prolongada y las siestas. ¡A la cancha y a trabajar!". Así de claro fue Zubeldía cuando los consultaron por su éxito en Atlético Nacional. Tiempo después Francisco Maturana coincidió en cada letra del lo que el Maestro dijo... 

Sus proezas deportivas son recordadas en Argentina y Colombia. Sus explicaciones ante la prensa, también. En una época donde los medios recién empezaban a tener influencia en la opinión pública, Don Osvaldo dejó varias frases que marcaron un antes y un después en la historia del fútbol: 

 

1- “Al jugador hay que hablarle siempre, explicarle las razones de cada determinación. Cuanto mayor sea el contacto del técnico con el futbolista, mejor marchará el grupo; será más difícil el resquebrajamiento porque hay diálogo, se habla de frente, se justifican cosas”.

2- “Cuando dije que prefería ver campeones del mundo a Inglaterra o Alemania en lugar de al Brasil 1970 fue porque veía en esos dos equipos el ejemplo de disciplina, de trabajo en equipo, de ritmo, de funcionamiento. Pensé que el triunfo de Brasil iba a ser perjudicial como ejemplo, porque sería el premio a la indisciplina, a la falta de trabajo, al fútbol sin organización. Pero Zagallo me engañó. Mire que yo creo en el trabajo. Pero sin materia prima, sin el valor humano, el trabajo tiene un alcance limitado. Mi temor era que el triunfo del jugador de calidad, de inspiración, de genialidad, se impusiera por encima de los sistemas, la preparación y el laboratorio”.

3- “Estudiantes de 1967 y 1968 fue sensacional. En Inglaterra fuimos campeones del mundo y eso no se puede conseguir con antifútbol”.

4- “Revolucioné el fútbol colombiano porque acabé con la siesta. Acabé con los desayunos fuertes y los almuerzos prolongados. ¡A la cancha! A trabajar mañana y tarde”.

5- “A la gloria no se llega por un camino de rosas”.

6- "Si hacemos lo que tenemos que hacer nos va a ir bien. Si no, van a tener que ir a trabajar, pero de verdad".

7- “La única verdad es ganar. ‘Lo importante es competir’ es una frase hecha para los otarios y creada por los perdedores”.

8- "La superación es el mandato de la juventud".

9 -“Acepto que Estudiantes tiene un estilo que no gusta. Reconozco que, cuando emplea la jugada del offside, el suyo es un juego destructivo que anula y desgasta a los adversarios. Pero no lo hace con un criterio solamente defensivo. Todo lo contrario. Frente a rivales que saben jugar o son peligrosos tirando centros, evitamos embotellarnos en la defensa. Salimos en bloque por dos motivos: para dejarlos en offside y para recuperar la pelota lejos de nuestro arco”.

10- “Aquél Estudiantes no tenía misterio ni laboratorio, como se dijo mal muchas veces. A equipos iguales, gana el que más trabaja y el que está más organizado”.