Ireba, la gran promesa de la 97 que ya ni juega

Goleador en Inferiores, era la joya de la categoría de Ascacibar, Tití y Cía. Pero, por distintos hechos, llegaron todos menos él. Hoy, sin lugar en la Cuarta, se irá del Club.

26/04/2017 11:01 Noticias
img

Habrá que remontarse, para encontrar un ejemplo con ciertas similitudes, al caso Brian Sarmiento. Sí, el hoy enganche de Banfield fue otra promesa (en su momento, de la categoría 90) que, por malos manejos y distintos acontecimientos, nunca llegó a ser lo que era. Hoy juega en Primera, sí, pero su andar por el fútbol prometía otro recorrido. Con Gonzalo Ireba pasa algo parecido. Era "la joya" de la categoría 97, los especialistas auguraban que sería el primero de esa camada en llegar y el que tenía un promisorio destino europeo, por sus goles y sus condiciones. Sin embargo, llegaron todos menos él. El equipo de Nelson hoy explota de jugadores de su categoría, como Ascacibar, Tití, Cascini, y tiene hasta un 98, como Tuta Cejas, pero el delantero no tiene lugar ni en la Cuarta.

Así, todo indica que el futuro de Ireba estará lejos de Estudiantes. Hoy no tiene lugar en la Cuarta no sólo por lo futbolístico, sino por algunas cuestiones relacionadas a su conducta. A raíz de eso, tuvo un fuerte entredicho con Hermes Desio, el coordinador de Inferiores, y hasta con el presidente Juan Sebastián Verón. Y por eso hoy está apartado de la categoría.

Ireba se entrena todos los días en el Country, pero hay días que hace fútbol en Everton, donde hay varios jugadores que quedaron libres de Estudiantes. Con la roja y blanca, se entiende, ya no jugará más. El tema es definir la forma de su salida. Habrá que ver si el Club, que debe cuidar su patrimonio y sus derechos de formación, lo deja ir con el pase en su poder o si negociará su salida. El delantero debería firmar primer contrato recién en junio del año que viene, por lo cual será un punto a tener en cuenta en caso de una partida a otra institución.

 

Ireba ya había tenido un gran conflicto con el Club en el 2015, cuando se fue sin permiso a una prueba en la Real Sociedad. Esa situación estuvo a punto de generar un conflicto entre los clubes. De hecho, Estudiantes debió poner en conocimiento al club español de que los derechos federativos del jugador le correspondían, que el chico había viajado sin consentimiento y que, llegado el caso, haría ejercer la defensa de los derechos por el futbolista.

El delantero, al final, no pasó el filtro en el club español, pegó la vuelta al Club, que reconsideró su situación y le abrió las puertas para reincorporarlo, teniendo en cuenta también que era parte de su patrimonio y que confiaba en sus condiciones. Sin embargo, al delantero le costó recuperar su mejor nivel y este nuevo cortocircuito volvió a distanciar a las partes, lo que llevó a la conducción del fútbol juvenil y a la dirigencia a tomar esta decisión de no contar más con el jugador.

 

Ireba, nacido el 3 de febrero de 1997, se había incorporado al club en el 2006. En Infantiles, fue goleador durante tres años seguidos y ya en Inferiores, en su primer año en la Novena, fue el máximo artillero de la categoría y del club, con 16 tantos. Eso le valió que fuera premiado por la AFA como el jugador juvenil del año y que también recibiera el tradicional reconocimiento que otorga el sitio Inferiores Platenses a los futbolistas amateurs de la ciudad.

Incluso, a los 14 años, el goleador hasta tuvo una prueba en el Manchester City, que lo había apuntado en su tradicional búsqueda de talentos por el fútbol de Sudamérica. Pero hoy, su realidad, marca otra situación. Una distante a lo que Estudiantes hubiera querido y a lo que su futuro prometía.


Fotos: Inferiores Planteses / Twitter / Instagram Gonzalo Ireba.