Jara…jajajaja

La vida le sonríe a Franco. Sí, el del gol a Gimnasia para ganar en El Bosque después de 19 años, es ídolo en el Pachuca mexicano que dirige ¡un ex Gimnasia!: hizo el gol para que su equipo sea campeón y se asegure presencia en el Mundial de Clubes de diciembre. Un trotamundos del fútbol que dejó su huella en el Club y prometió pegar la vuelta en algún momento.

01/05/2017 21:02 Noticias
img

Para Pachuca Franco Jara es poco menos que un héroe. El ex delantero de Estudiantes, entre otros, marcó el gol definitorio para que el equipo de Diego Alonso -el ex delantero de Gimnasia- se quede con la Liga de Campeones de la Concacaf y clasifique al Mundial de Clubes que se disputará en los Emiratos Árabes a mediados de diciembre. Pachuca venció a Tigres con un global de 2 a 1 y Franco marcó el tanto definitivo ante el equipo de Guzmán, Pizarro e Ismael Sosa.  

Jara se fue de Estudiantes a Grecia, dónde jugó 17 partidos en Olimpiacos y marcó seis goles. Luego llegó a México contratado por Pachuca y sus números son impresionantes: en un año y medio jugó 58 partidos y marcó 31 goles, promediando más de medio gol por encuentro. Semejante cantidad de goles valieron, además dos títulos.

Tal es la idolatría que consiguió el delantero que ya le ofrecieron la renovación de su contrato y aceptó gustoso. Firmó su nuevo contrato hace pocos días y expresó su felicidad en las redes sociales. Justamente los hinchas del Pachuca utilizaron el mismo medio para demostrarle cariño a través de diferentes mensajes.

 

El delantero jugó en varios equipos (Arsenal, San Lorenzo, Benfica y Granada) y llegó a Estudiantes para la temporada 2012-2013. Su explosión se dio en la 2013-2014 donde marcó cuatro goles. El más importante lo hizo 16 de marzo de 2014.

Aquella tarde el Estudiantes de Pellegrino visitó a Gimnasia y le ganó 1 a 0 con gol de… Jara, en una gran definición por debajo del cuerpo de Monetti. Aquella victoria significó mucho para la historia de los clásicos. Estudiantes cortó una racha de 19 años sin ganar en 60 y 118 y fue el primero de los dos clásicos consecutivos que ganó Pellegrino en condición de visitante. Solamente Osvaldo Zubeldía había logrado hacerlo hasta ese momento.

 

Esa victoria sirvió para ser punteros transitorios de un campeonato que el equipo peleó, pero no le dio la nafta. La incursión de varios pibes (Rulli, Jara, Silva, Correa, Carrillo y Auzqui) hicieron que el equipo tenga una buena bocanada de aire fresco y, unos años después, ingresen una montaña de dólares por las ventas.

Jara se fue sin pena y con gloria. La condición económica por la que atravesaba el Club no permitió retenerlo, pero el recuerdo de aquel gol quedará grabado a fuego y el agradecimiento y reconocimiento será eterno.