Está en modo milagro

La clasificación a la segunda ronda no es imposible: la victoria de Barcelona dio vida y una nueva gran oportunidad. Claro que, jugando así, necesitará más que una ayuda celestial...

03/05/2017 10:21 Opinión
img
¿Estudiantes jugó para quedar afuera? Sí. ¿Está afuera? No. ¿Dubarbier jugó para quedar afuera? Sí. ¿Tití Rodríguez? También. ¿Andújar pudo hacer más? Sí, mucho más ¿La defensa? También. ¿Verón es el culpable? No. ¿Vivas armó mal el equipo? Sí. ¿Se equivocó en los cambios? También. ¿Tiene con qué clasificarse? No parece. ¿Es posible? Sí, pero está en modo milagro. La victoria de Barcelona le da vida. Le tendrá que ganar en Ecuador (a favor, con el local clasificado), esperar que Nacional y Botafogo empaten en esa fecha y vencer al Fogao en la última.

También, es cierto, existen otras variables que pueden otorgar la clasificación. La mencionada, se entiende, es la más directa. La cuestión es que Estudiantes tiene una nueva gran oportunidad. Una chance para redimirse de la pésima actuación con Atlético Nacional y hasta con su propia historia. Para mostrar que quiere seguir jugando esta Copa. O, en todo caso, para no dejarla pasar así nomás: al menos pelearla hasta el final. La solución está. El problema es que, igual, sí o sí necesita otros resultados. Y que, en Colombia se vio, no da garantías como equipo. 


* Columna publicada en el diario Olé el 3/5/17.