¿Copa, Sudamericana o Copa?

Tras la derrota ante Nacional se plantea la disyuntiva sobre el futuro: ¿A qué debe apuntar el equipo? ¿Aprovechar el hilo de vida que le queda en la Copa para meterse en Octavos o, al menos, meterse en la Sudamericana? ¿O poner la cabeza en el torneo local para conseguir la clasificación a la Libertadores 2018 que se ve seriamente amenazada por el bajón del equipo? Vivas enfrenta un mes determinante para el futuro futbolístico del Club.

03/05/2017 19:05 Noticias
img

Hacer futurismo es imposible. Mucho menos si de fútbol se trata. Pero queda claro que la ansiedad por la que pasará Estudiantes durante el mes de mayo tendrá mucho que ver con los problemas inmediatos en los que se metió producto del bajón por el que pasa el equipo. Sucede que durante el mes de mayo definirá su clasificación a Octavos de la Libertadores o Sudamericana -como mejor escenario- o bien tendrá que asimilar el golpe que significará la eliminación. Además, no podrá descuidar el torneo local, ya que está en juego el acceso para la Libertadores 2018.

Vayamos por partes. Como indica la historia del Club, el equipo deberá pelear por meterse en la siguiente fase del actual torneo continental. Si bien las chances son remotas y no depende exclusivamente del conjunto de Vivas, el momento pide un cambio de actitud para ir a buscar la heroica a Ecuador y esperar una mano de Botafogo y Nacional (léase un empate). Si no se consigue la clasificación, será importante conservar el tercer puesto para llegar a los Octavos de Final de la actual Copa Sudamericana. Sucede que con el cambio de calendario los terceros de la fase de grupos acceden directamente a la copa de segundo orden. Si bien es una especie de premio consuelo, no es menos cierto que es un torneo que Estudiantes no ganó y que entrega premios en dólares. Es más, si se dan algunas circunstancias hasta podría haber un cruce clásico con Gimnasia, tal cual sucedió hace algunos años…

Saliendo del ámbito internacional, está en juego la clasificación a la Copa 2018.  Estudiantes es el último clasificado, pero River tiene un punto menos y un partido suspendido ante Atlético Tucumán. Hoy están adentro Boca, Newell’s, Colón, San Lorenzo y Estudiantes; pero River, Racing y Banfield están al acecho. La importancia de la clasificación se cae de maduro, aunque el camino no será sencillo. Boca y Gimnasia aparecen en el horizonte cercano y serán un termómetro para el futuro. Además, el equipo perderá la localía, al menos durante el mes en curso. De hecho, el clásico se jugará el sábado 13 en Quilmes donde parece que se fijará localía. Todavía no está definido dónde será local el equipo durante el mes de junio. Las negociaciones son arduas para volver a La Plata pero no es posible confirmarlo aún.


Así planteadas las cosas, el equipo en particular -y el Club en general- afronta un mes decisivo. Prestigio, historia y presente están en juego justo cuando el equipo atraviesa un bajón inesperado y prolongado. ¿Podrá Vivas revertir el mal momento y poner a Estudiantes otra vez de pie?