Un clásico de los clásicos

En la última década Estudiantes hizo de las victorias ante Gimnasia una costumbre y Animlas! te muestra sus mejores creaciones. La historia empezó con el inolvidable 7 a 0 y terminó la era del papel con la goleada 3 a 0 de hace un año, con el doblete de Gastón Fernández. Momentos únicos e imborrables que marcaron un hito en la historia del clásico de la ciudad.

09/05/2017 13:35 Noticias
img

Desde el 2006 en adelante jugar el clásico para el hincha de Estudiantes es sinónimo de disfrute. Goleadas históricas, victorias heroicas e imborrables y un anecdotario que fue incrementándose partido a partido. Los triunfos fueron hilvanándose sin parar y el clímax sólo se cortó en 2010, cuando el Subcampeón del Mundo perdió 3 a 1 en El Bosque. El resto fue puro festejo.

Como fiel representante de la historia del Club, Animals! no podía darse el lujo de no estar a la altura de las circunstancia y buscó reflejar cada momento importante para el hincha. Con mucho rigor y cuidado periodístico reflejó cada detalle vinculado a un clásico cada vez más desparejo y con un claro dominador más allá de los protagonistas de turno.

La del 7 a 0:

Tapa emblemática si las hay. La mayor goleada en la historia del clásico merecía una tapa acorde. El sello distintivo es el numero: Una copia fiel del que usaban los jugadores en la camiseta.

El primer aniversario:

Nos preguntamos qué hiciste el día de la goleada. Ningún hincha dejó pasar la oportunidad de recordarlo y ningún hincha lo olvidará. Todos recordarán que hicieron aquel 15 de octubre de 2006.

Verón, el dueño del clásico:

La llegada de la Bruja marcó un antes y un después en la historia del clásico. Su presencia fue preponderante para que Estudiantes mantenga -y amplíe- la paternidad sobre Gimnasia.

Choquen los cinco:

Estudiantes ganó cinco clásicos consecutivos e ininterrumpidos, algo que pocos equipos pudieron lograr. La Revista se hizo eco de ello y graficó con “la manita” española otro momento único.

Que fantástica esta fiesta:

Copa Libertadores, goleada y fiesta. Aquel clásico de 2009 sirvió para mostrar dos realidades diferentes: la alegría por la consagración y la falta de organización de la seguridad, ya que aquel clásico fue el primero en jugarse sin público visitante. Ese día empezó a morir un poco la fiesta futbolera de la ciudad.

El Rey Verón:

La Bruja fue, otra vez, tapa. Esta vez por la victoria en Quilmes y por su número frente a Gimnasia. “Los clásicos siempre fueron especiales para mí”, dijo tras su retiro.

La Gata, el otro héroe:

Gastón Fernández tuvo su primera tapa en 2011, cuando estudiantes le ganó 2 a 0 a Gimnasia como visitante en el estadio Ciudad de La Plata, que sólo tuvo hinchas del Lobo en las tribunas. El duelo tuvo un condimento extra: Cappa fue el técnico de Gimnasia aquella tarde.

Adiós al mito llamado Bosque: 

Entre 2013 y 2014, Estudiantes ganó dos partidos seguidos en 60 y 118, algo que sólo había logrado el equipo de Zubeldía. Esta vez el gestor fue Mauricio Pellegrino:la primera vez fue 3 a 1 y la segunda 1 a0 con el gol de Jara. 

La última marcó el fin de una era:

¿La paternidad? Nada de eso. La goleada 3 a 0 fue la última edición papel de la Revista para darle paso al formato digital. La despedida fue a lo grade: goleada 3 a 0 con dos de La Gata.