A 11 años de su llegada: qué decía el Cholo

En la primera nota con Animals!, habló de la hazaña copera del 83, del equipo del 82 y de la escuela de Estudiantes. Ah, y dejó su mensaje: "Para jugar acá hay que estar a 110 por ciento". Un anticipo del éxito que conseguiría siete meses después.

18/05/2017 13:49 Noticias
img

1) --Cuando comenzaste tu carrera, ¿qué pensabas de Estudiantes?

--Yo tengo una imagen clara de aquel partido del 83, que echaron un montón de jugadores, con Gremio ¿no? Ese día lo estaba viendo en casa y ese día marcó un poco lo que iba a entender con los años: que Estudiantes es un equipo de pasión, de garra, de querer, de no bajar los brazos, de una idiosincracia muy especial.

2) --¿Qué equipo recordás o te gustó?

--El de Ponce, Sabella, Trobbiani y Russo. Había un montón de jugadores importantes en ese equipo, que vos lo veías con una grandísima personalidad, con carácter y talento. Ya entonces jugaban en una posición rara, jugaban todos juntos y se veía un fútbol que muchos equipos hoy lo practican.

3)--¿Y de aquellos equipos coperos, que te contaron?

--Las historias que los padres o los viejos de entonces te comentan, de cómo eran las viejas Libertadores, en el que Estudiantes sin dudas tenía un equipo plagado de hombres.

4) --Fuiste creciendo en la Selección con gente vinculada a Estudiantes, ¿te hablaban del club, de sus principios?

--Sí, estaba Bilardo, Pachamé, Madero… Marcaban siempre la personalidad de Estudiantes en base a la personalidad y a los principios que ellos tenían, que eran justamente los del club. Y a mí me marcaron mucho. Yo crecí, puede decirse, con la escuela de Estudiantes, porque era la escuela de la Selección. Mi educación deportiva estuvo marcada por eso, porque desde los 17 años que estuve con ellos.

5) --Por tu estilo, ¿hubieses sido un jugador para Estudiantes?

 --Por características y personalidad, seguro que sí.

6) --¿Y en Europa se habla algo de Estudiantes?

--Se habla cuando vienen los partidos de Copa. Allá, la relevancia del fútbol local se la llevan los grandes… Pero a nivel de Copa, Estudiantes es un equipo copero y siempre hay respeto por los equipos coperos.

7) --¿Y la Brujita, te comentaba algo de su sentimiento?

--Lo sabíamos por lo que él hacía, por los medios. Debe ser una gran alegría para la gente tener un jugador así, con este sentimiento, y en este momento futbolístico de su carrera, en actividad total. De alguna manera está marcando su forma de ser, su rebeldía, el decirle que no a los grandes y llegar a Estudiantes para luchar contra ellos.

8)—Estudiantes estuvo vinculado varias veces a tu carrera, ¿cuáles son los partidos que más recordás?

--Bueno, contra Estudiantes jugué antes de irme de Vélez al Pisa, fue 2 a 0. Y también, curiosamente, fue el último partido de mi carrera, con Racing. Hay cosas increíbles. Encima, debuté en Primera con Gimnasia. Tengo La Plata en mi carrera.

9)--¿Qué fue lo primero que pensaste cuando viste las instalaciones del club?

--Dije: “esto es impresionante”. Muy moderno, a nivel europeo. Las facilidades de trabajo en este club son muy buenas. Por eso, ojalá que podamos demostrar nuestra capacidad con la ayuda también de los jugadores. Que ellos entiendan que esto no está o no se ve en todos lados. Y entonces, como no está en todos lados, para jugar acá hay que dar un 110% y lo tienen que demostrar en los entrenamientos.

10)—Y más allá de la infraestructura, ¿qué te sorprendió en este tiempo?

--La pasión. Lo que demostró la gente con la llegada de Sebastián fue algo increíble. La creía, pero no me la imaginaba de esa manera. Y seguramente que la responsabilidad crece a partir de ese apoyo de la gente. Y por eso, mi cabeza estará a full metida en Estudiantes.