La última función

Verón pone punto final a su aventura de jugar la Libertadores. Esta noche el equipo, ya eliminado de la competencia, buscará meterse en la Sudamericana y será el último partido de Sebastián. A los 42, demostró que su calidad está intacta y su físico, también. Se termina la carrera del jugador más preponderante de la historia del Club.

25/05/2017 09:02 Noticias
img

Y llegó el día. Ese que pocos imaginaban, finalmente llegó. A menos que haya un martes 13 en el futuro inmediato (ya tiene 42), no se lo verá más dentro de la cancha. Su pegada, su lucidez, su despliegue, su convicción ganadora, sus ganas de ganar con la camiseta que ama, su capacidad para potenciar compañeros y su amor por jugar a la pelota tendrán esta noche un último capítulo. Juan Sebastián Verón jugará esta noche su último partido como profesional y lo hará en la cacha de Quilmes, donde Estudiantes recibirá a Botafogo buscando clasificarse a la Copa Sudamericana luego de haber quedado al margen de la Libertadores en primera fase.

Este será el tercer retiro de Verón en su carrera. El primero fue en 2012, el segundo en 2014 y el de ahora, que parece ser el definitivo.

La Bruja cumplió con el desafío que pareció ser una estrategia de marketing y se transformó en un reto personal. En octubre del año pasado anunció que “si se vendían el 65% de los palcos” jugaría la Copa. El detalle es que ni por asomo se logró el objetivo económico, pero él el torneo lo disputó igual. A los 42 demostró que su calidad está intacta y su pegada fue fundamental para marcar el gol ante Atlético Nacional de Medellín. 

Además, se dio el lujo de emular el juego de su padre. Sebastián siempre fue un jugador muy pensante que no se caracterizó por su habilidad o desborde, algo que era un sello distintivo en Juan Ramón. Sin embargo, hace una semana en Guayaquil edificó una jugada que terminó con él como puntero derecho cediéndole el gol a Facundo Sánchez con pase atrás.

 

La de hoy parece la despedida definitiva. Ni punto y coma ni punto y aparte. Esta vez parece ser el punto final de una carrera extraordinaria que incluye éxitos deportivos y económicos. El fútbol mundial lo recordará por todo lo que hizo hasta 2006 en los clubes más importantes del mundo. El hincha de Estudiantes lo recordará por lo que hizo después. Su vuelta potenció al Club de forma extraordinaria y su figura excede cualquier comentario. ¡Hasta siempre, Capitán!