Un finde copado

Por los empates de Newell’s e Independiente, Estudiantes quedó en zona de clasificación a la Libertadores 2018 y ya no depende nadie para lograr el objetivo: si gana los dos partidos que faltan tendrá competencia de primer nivel internacional el año próximo. Los dirigentes esperan los acontecimientos deportivos para definir el mercado y el próximo plantel.

18/06/2017 22:51 Noticias
img

Después de tanto luchar el torneo le dio una oportunidad. A dos fechas del final del campeonato y tras la victoria ante Belgrano, Estudiantes quedó en zona de Libertadores 2018 y no depende de otros resultados para clasificarse al máximo torneo internacional a nivel americano. Si el equipo de Benítez gana el jueves en Mendoza y repite en la última fecha ante Quilmes, habemus Copa.

¿Y cómo se dio esta situación? Por los empates de Newell’s e Independiente ante Lanús y Olimpo respectivamente. Ellos eran los únicos que podían superar la línea del equipo del Chino siempre y cuando ganasen sus partidos. Más allá de que ambos empezaron arriba en el marcador, ninguno de los dos pudo aguantar el resultado. Así las cosas, Estudiantes quedó cuarto en la tabla a sólo 2 puntos de River, que perdió 3 a 2 ante Racing en el Monumental.


¿Qué falta para sellar la clasificación? Apenas -o ni más ni menos- un par de victorias. Ganando los dos que quedan, no hay que esperar otros resultados. El detalle es que, si esas victorias no llegan, habrá que esperar una combinación de resultados sumamente riesgosa por la cantidad de equipos que pelean por llegar a la Copa. Sucede que Estudiantes suma 50 puntos y marcha cuarto, pero por debajo hay cinco equipos en dos puntos esperando un traspié. Newell’s (último clasificado por diferencia de gol), San Lorenzo, Independiente y Racing tienen 49 puntos y Colón 48. Ya un poco más atrás, aunque con chances, aparece Lanús con 46. Indudablemente la clasificación no está asegurada ni mucho menos, por eso serán muy importante revalidar el lugar conseguido en esta fecha a fuerza de triunfos hasta la culminación del torneo.

La clasificación es muy importante en sí misma por los que significa la jerarquía internacional de jugar la Copa. Pero esta vez hay un extra. Los directivos esperan la suerte del equipo para definir cuál será la política de incorporaciones para la próxima temporada. Con Libertadores será una cosa y sin ella la participación de Estudiantes en el mercado será sumamente austera.