El Método Estudiantes, de exportación

Verón viajará a India para fortalecer relaciones con empresarios y gobernantes y analizar la posibilidad de inaugurar la primera escuela de fútbol con la marca Estudiantes.

08/09/2016 08:25 Noticias
img
img

La inversión en las Divisiones Juveniles comienza a dar sus frutos. Y no sólo en el ámbito deportivo. Más allá de las notables ventas de los últimos años y la inserción de varios jugadores jóvenes al plantel superior, el llamado “Método Estudiantes” se volvió una marca registrada dentro del mundo del fútbol y el interés por conocerlo es cada vez mayor, a tal punto que se abrió un mercado impensado para explotar la imagen del club.

En los últimos días el presidente de Verón se reunió con el embajador indio en Buenos Aires, Sanjiv Ranjav, para ultimar los detalles del viaje que emprenderá a India junto al Coordinador del Futbol Juvenil, Hermes Desio, con el objetivo de fortalecer relaciones, buscar inversores y promover la inserción de Estudiantes en tierra fértil para el desarrollo de un proyecto que hasta incluye una academia para formar jugadores. La intención no es sólo exponer un método de trabajo deportivo, sino ampliarlo a faceta educativa, aspecto en el que el club creció mucho en el último tiempo.  El viaje fue proyectado para este mes  y marcará un punto de apertura para un mercado no explotado aún. 

Más allá del recorrido por India, Verón habría recibido también una invitación para disertar en Holanda sobre formación de jugadores en Sudamérica, tal cual sucedió hace un tiempo en Berlín. Aquella vez, el presidente explicó la problemática con la que conviven los clubes como Estudiantes para formar jugadores en el contexto argentino. La falta de recursos, la problemática alimenticia y social y la falta de legislación respaldatoria en las disputas legales ante una eventual salida fueron, apenas, algunos puntos de aquella exposición. 

Desde hace algunos años el club tuvo un crecimiento exponencial en lo que refiere a trabajo en Divisiones Juveniles. La llegada de Claudio Vivas, hace más de diez años, fue la piedra fundacional que permitió ver que el presupuesto para las inferiores no era un gasto sino una inversión. Pese a tener altibajos y algunos desajustes en las presidencias de Abadie y Filipas, la llegada de Verón al poder reacomodó las cosas y los resultados están a la vista.

La contratación de Hermes Desio, el ordenamiento de entrenadores, la ausencia de representantes, la inversión en materiales deportivos y tecnológicos  y la obligatoriedad de recorrer el camino educativo junto al deportivo son algunos de los puntos que depositan a Estudiantes entre los mejores clubes de Argentina en los que refiere a formación de jugadores.

Hace un tiempo el club organizó un Capus para mostrar su método y fue un éxito. Entrenadores y formadores de diferentes puntos del país se acercaron para incorporar conceptos e interiorizarse de cómo se trabaja en el día a día. La convocatoria fue superior a la esperada y tuvo una gran repercusión nacional.

Más allá de que el proceso lleva tiempo y dedicación, los resultados comienzan a verse. El caso emblemático es la llegada de Santiago Ascacibar al equipo y al seleccionado argentino, con Juegos Olímpicos incluido. Pero más allá de esta irrupción rutilante, Tití Rodríguez, Cascini, Gómez, Lattanzio y Umeres  son ejemplos válidos para hablar de promoción de jugadores. También podríamos exponer la incursión de Lucas y Facundo Bruera, Juan Marcos Foyth y el propio Lattanzio como cuerpo estable del seleccionado Sub 20.Todo ello sin olvidarnos de las ventas millonarias de Carrillo, Rulli, Silva, Jara, Correa, Mendoza y Anselmo de los últimos años.

El club recuperó el camino del cual jamás debió apartarse. Históricamente el trabajo en divisiones menores tuvo buenos frutos y equipos que dejaron una huella que, en algunos casos, se transformaron en campeonatos. El “Método Estudiantes” está en marcha y promete quedarse por mucho tiempo más.