Cómo juega Bouzat, el refuerzo que llegará la semana próxima

El pibe de 23 años será refuerzo. Los dirigentes avanzaron por él con Boca (dueño de su pase) y sólo resta fijar la opción de compra. Atrevido y desfachatado, hizo gala de su velocidad y desnivel en Defensa y justicia y Matosas no dudó cuando los directivos le informaron de la negociación. Boca lo tenía como recambio, pero jugará en Estudiantes y el DT lo piensa como extremo izquierdo.

10/07/2017 22:47 Noticias
img

En otra negociación relámpago, Estudiantes está a punto de cerrar otro refuerzo. Se trata de Agustín Bouzat, el extremo cuyo pase pertenece a Boca y jugó en la última temporada en Defensa y Justicia. El atacante se destacó por su velocidad y capacidad de desnivel en el uno contra uno. Marcó un par de goles y juega como extremo izquierdo. 

Bouzat nació en Bahía Blanca e hizo las divisiones formativas en Liniers. Debutó con apenas 16 años en el Torneo Argentino y jugó 12 partidos. En 2012 llegó a las divisiones menores de Boca, dónde jugó hasta fines de 2015. Su buena performance en las inferiores lo catapultaron a Reserva. Pese a convertir varios goles y sumar minutos y buenas actuaciones, no llegó a debutar en Primera, como otros tantos pibes que no tienen chaces y buscan nuevos horizontes para sumar minutos. 

 

En enero de 2016 se sumó a la pretemporada de Defensa y Justicia y su carrera cambió. Se ganó la titularidad, marcó 3 goles y jugó 46 partidos. En la destacadísima campaña de su equipo él fue una de las figuras. Jugó la mayoría de los partidos como extremo izquierdo, aunque también lo hizo como centroatacante. Por el sistema de juego que mostró Defensa, también lo hizo como interior izquierdo. Así, se transformó en un jugador versátil que se destacó por su gran velocidad. 

Su llegada invalidaría la del colombiano Anderson Plata. El colombiano quedó relegado y es probable que su contratación quede en la nada. Es más, Bouzat podría sumarse a las prácticas cundo el plantel retome los entrenamientos después del descanso que tendrá cuando regrese de Bolivia, allá por el 20 de julio. Un buen regalo para que Matosas disfrute del Día del Amigo…