El representante de Cristiano Ronaldo, detrás de Ascacibar

Jorge Mendes, el empresario que maneja a CR7, encabeza el grupo empresario que elevó una millonaria oferta para que el Rusito juegue en Benfica. ¿Quién es y cómo se maneja?

24/07/2017 11:01 Noticias
img

Si el futuro de Ascacibar hoy se debate en Lisboa, mucho tiene que ver este hombre. Sí, se trata nada menos que del representante de Cristiano Ronaldo. El hombre que maneja a uno de los dos mejores jugadores del mundo encabeza el grupo empresario que patrocina una oferta de nueve millones de euros por el Rusito, y que Estudiantes ya tendría en su poder. Esto, en definitiva, puede marcar el destino del volante en cuestión de horas. ¿Para qué club? Para Benfica.

 Jorge Mendes, de él se trata también esta historia, es un representante de futbolistas que comanda una agencia llamada Gestifute y que maneja, además de a CR7, otros jugadores estrellas como Falcao, James Rodríguez y Di María, todos futbolistas que justamente pasaron por el fútbol portugués. Incluso, es quien defiende los intereses de José Mourinho, un entrenador top. 

 

 El prestigio de Mendes fue creciendo en Portugal (a partir de su relación con el club Porto) y se trasladó a todo el mundo de la pelota. Hoy es uno de los agentes más conocidos. Con una cartera de futbolistas tremenda. Y con pases millonarios que hicieron historia. Entre ellos, el de Cristiano de Manchester al Real Madrid en 94 millones de euros, el de Di María del Real al United en 75 millones y el de James Rodríguez de Mónaco al Real en 75 palos también.

 

 Por eso, su peso en el pase de Ascacibar, en este caso al Benfica, puede ser decisivo. Por el poder y la influencia que maneja. De hecho, uno de los representantes del Rusito ya está por estas horas en el país luso. Se lo reconoció Pascual Caiella, vice de Estudiantes, al diario O Jogo: "Uno de los agentes del jugador estará tres días en Portugal para negociar con Benfica. Luego estudiaremos bien la oferta y definiremos".

Hay un dato que no es menor: Estudiantes tiene una muy buena relación con el Benfica por la venta de Enzo Pérez en 2012, por cinco millones de euros. "Nos cumplieron en todo aquella vez", aseguran en Estudiantes. Esa confianza es clave.

 

Pero además, en el medio está Mendes. Y eso es lo que eleva la cotización del Ruso. ¿Por qué? Porque los clubes portugueses no suelen pagar grandes sumas de dinero por los futbolistas que contratan. Y más si son apuestas. Generalmente, es una liga que actúa de trampolín para Inglaterra, España o Italia. Pero en este caso, al volante de 20 años lo compraría el grupo empresario que patrocina Mendes, lo cual explica por qué se habla de nueve millones de euros y no de una cifra más acorde con las inversiones que hacen los clubes en el fútbol luso.