Va por la reelección

Verón competirá por su segundo mandato. Ya tomó la decisión y se la comunicó el viernes a sus compañeros de comisión directiva. Sueña con inaugurar el Estadio en la Copa 2018 y seguir posicionando al Club entre los mejores de Sudamérica. Habrá cambios entre los directivos y varias ideas innovadoras. ¿Qué rol ocupará Agustín Alayes?

24/07/2017 22:51 Noticias
img

Se decidió. Después de algunos momentos de cansancio y amenazas de renuncia, tomó la determinación de seguir. Juan Sebastián Verón irá por su segundo mandato como presidente de Estudiantes y ya se lo comunicó a sus pares de CD en la reunión en la que, además, dio a conocer su plan para culminar el Estadio. Dicho encuentro tuvo lugar en el Country de City Bell y el sábado a primera hora lo que era secreto empezó a filtrarse entre los socios e hinchas que asistieron a ver los clásicos de juveniles.

Su anuncio podría darse públicamente en la asamblea del 5 de agosto. La idea de Verón es conseguir un respaldo sin grietas para continuar con el crecimiento conseguido hasta el momento. Sabe que la fractura en la directiva se llevó puesto un hombre de mucho peso en el Club y eso no puede volver a pasar. Que Alayes hoy no esté en el club le duele. Fue durante mucho tiempo su hombre de confianza y su ladero, pero lo cansaron. "Le hicieron la vida imposible", le contó a Animals! una de las fuentes consultadas. A pesar de no formar parte del día a día, fue el Flaco (entre otros) quien lo convenció de no renunciar en la mañana del lunes posterior a la caída ante Pacífico. Pero ojo, no todo es color de rosas: Alayes quedó tocado tras la salida de Vivas porque confíaba en el proceso y lo creía el más capaz para ocupar el cargo de entrenador.  

Justamente la salida de Alayes es algo que Verón aún se lamenta e intentará remediar. En su momento se evaluó la posibilidad que Agustín sea el candidato a presidente, pero la figura de la Bruja acapara toda la atención. Si bien es cierto que su conducción no pudo encarrilar las diferencias entre las áreas de Fútbol y Finanzas que se llevaron puesto a un prócer del Club, está dispuesto a cortar por lo sano. Sabido es que buena parte de esas diferencias se centraban en la presencia de los hermanos Russo (Agustín y Sebastián) en las decisiones, algo que ya no sucederá: Verón no los tendrá en consideración a pesar de la relación de cercanía y amistad que cultivaron a lo largo de los años.

Varios de los directivos actuales continuarán en la futura dirigencia y otros darán (o les pedirán que den, en el peor de los escenarios) un paso al costado. El desgaste, el día a día y los choques terminaron por definir una situación que no daba para más.

La intención del presidente es que Alayes vuelva al Club, aunque no se sabe en qué función. Durante sus 4 años cómo Secretario Técnico las ventas ascendieron a 50 millones de dólares entre otros tantos objetivos deportivos conseguidos. Si bien no son pocos los que consideran que debería ocupar el mencionado cargo, otros creen que debería ser parte de la dirigencia sin tener un cargo rentado. Sucede que Verón estará abocado a la reorganización de las divisiones menores de AFA y Agustín podría ocupar una especie de presidencia virtual.

Lo único que podría detener a Verón sería un revés en la asamblea. Si bien hay una tendencia positiva, es cierto que la dirigencia deberá explicar con lujo de detalles los alcances del préstamo. Los dirigentes imaginan que la consulta será respaldatoria a la idea que presentarán, pero van preparados para despejar dudas sobre lo que significará incluir la Sede como garantía de pago.

Si no existen contratiempos mayúsculos, el camino a septiembre parece bastante claro. Verón competirá por su segundo mandato y, de no mediar una enorme sorpresa, será presidente por tres años más.