Mas que amistad, hermandad

Estudiantes visitará esta noche el estadio Centenario para enfrentar a Peñarol en un amistoso que servirá para presentar las figuras del equipo uruguayo. Es la excusa perfecta para que dos instituciones amigas vuelvan a cruzarse y fortalecer un lazo que se fue afianzando con el tiempo. ¿Dónde, cómo y cuándo empezó la amistad entre ambas hinchadas?

08/08/2017 09:03 Noticias
img
img

La pregunta anteriormente formulada no tiene una respuesta precisa, aunque varias acepciones en torno a una amistad que data de años. Desde (casi) siempre se pueden ver en la tribuna de Peñarol camisetas de Estudiantes y viceversa. Es habitual que en los diferentes enfrentamientos que ambos equipos juegan en el país del otro haya recibimiento con asados, contención y apoyo en las tribunas. El sentimiento de unos por otros ha llegado a tal punto que los hinchas de Estudiantes son un poco de Peñarol y viceversa. Lógicamente que cuando se enfrentan cada uno va a su tribuna y quiere que gane su equipo, aunque la previa y el post partido lo vivan juntos.


Para entender un poco más de la relación de ambas hinchadas hay que ir un poco atrás aen el tiempo. Si bien no hay certificación del caso, cuentan los que saben que el primer contacto se dio en un amistoso en 1927 que terminó en empate 2 a 2 y que desde allí la relación fue fortaleciéndose con el pasar de los años. Unos años después de aquel partido, en septiembre de 1937, asumió la presidencia albirroja Manuel María Lavié, nacido en Uruguay y simpatizante de Peñarol. Será por eso por lo que el Carbonero fue el equipo invitado a fines de 1937 cuando en 57 y 1 se inauguraron las luces.

Ya en épocas de gloria para ambos equipos, la mayor identificación fue la Copa Libertadores. Cuando en 1968 Estudiantes perdió con Palmeiras y debió jugar el tercer partido en el Centenario se preparó en el predio que Peñarol tenía en las afueras de la capital. Y la mista se potenció aún más con la victoria ante Nacional un año después. 

Tras un tempo sin cruces, la historia los volvió a juntar en la década del 90. Fue a partir de la llegada de Sergio Chans, un reconocido hincha de Peñarol que se instaló en nuestra ciudad y llevaba la bandera “El manya es Pincha”. Fue un histórico trapo que decoró la tribuna de 55 durante años y que acompañó al equipo en momentos realmente malos, incluyendo el descenso de 1994.  

La historia del “Uruguayo” tuvo un capítulo muy triste cuando fue baleado en la Semifinal de la Libertadores 2009 en el estadio Ciudad de La Plata. Fue tenebroso ver como un grupo de barras cruzó con absoluta impunidad toda la cancha para cobrarse viejas deudas de cancha, golpearlo a él y varios de los que estaban con él y herirlo de bala. Durante un tiempo las banderas de Peñarol abandonaron la tribuna y hasta se empezó a dudar sobre la relación. Sin embargo, la barra cambió de dueño y las banderas, gorros y camisetas volvieron a aparecer.

Así fue como en 2014 hubo otra muestra de amistad, confraternidad y convivencia. Ambos equipos se enfrentaron por Copa Sudamericana y desde muy temprano se pudieron ver, en La Plata y en Montevideo, la relación de siempre: hinchas intercambiando prendas, compartiendo un trago o hasta armando grandes asados para agasajar al rival. La serie se la llevó Estudiantes tras una gran noche de Hilario Navarro en los penales en el mítico Centenario.

Hoy se vuelven a ver las caras. Será un partido amistoso con una unión que excede la habitualidad de esta clase de encuentros. Estudiantes y Peñarol forjaron una amistad que lleva infinidad de historias y que se irá potenciando con el correr del tiempo independientemente de quienes representen a ambas instituciones.