Alemán, el extranjero número 90

El delantero es el primer ecuatoriano en defender los colores del Club. Los 89 extranjeros que defendieron la camiseta llegaron de países limítrofes, de tierras europeas y hasta de lugares un poco más exóticos como Cabo Verde, Ucrania o Checoslovaquia. Animals! te propone un recorrido por los apellidos que pasaron por La Plata y forman parte de la historia.

13/08/2017 23:15 Noticias
img

Por Claudio Álvarez

La llegada de Alemán a Estudiantes es todo un acontecimiento. Por primera vez en la historia del Club un jugador nacido en Ecuador defenderá los colores del Club. Hasta el momento hubo futbolistas que llegaron de distintas partes del mundo, aunque nunca desde Ecuador. Los uruguayos encabezan el ranking. Por cercanía tal vez. O por sentirse identificado con la idiosincrasia del Club. Por una cosa o por otra, 41 charrúas se pusieron la camiseta. El primero fue Ulises Uslenghi allá por 1931. Y el último tiene una pequeña trampa: Matías Aguirregaray nació en Porto Alegre (Brasil) pero se crió en Uruguay y se nacionalizó para jugar en su selección. En el medio hubo infinidad de nombres y na relación muy especial en el último tiempo. Algunos rindieron muy bien y hasta llegaron a jugar en la selección y otros fueron un error grosero. Entre los más destacados de los últimos años están Rodrigo López, autor de dos goles en el partido definitorio ante Arsenal en 2010, y Diego Vera (autor del tanto que sirvió para sacar a Gimnasia de la Sudamericana 2014)

Los paraguayos también tuvieron buenas y malas. Acaso el fracaso más recordado del último tiempo fue la contratación de Justo Villar.  El arquero llegó como figura de la Copa América 2011 y nunca estuvo a la altura de las circunstancias. Todo un personaje fue "El Loco", Gabriel González. Llegó en un momento complicado, cuando el descenso era una realidad impostergable. Pese a ello, su pegada extraordinaria y su locura serán recordadas casi tanto como aquella anécdota cuando le dio una pitada a un cigarrillo en pleno clásico.

Apenas 3 peruanos jugaron en toda la historia: Juan Cominges, Camilo Zuñiga y Juan Pajuelo. Al primero de ellos le fue bastante bien, ya que fue campeón en 2006, aunque terminó perdiendo el puesto con José Sosa. Los otros dos llegaron allá por 2002 y les costó mucho entrar en ritmo de competencia. Ambos traían una buena foja de servicio, aunque el fútbol argentino no es para cualquiera.


Dos colombianos integraron aquel plantel campeón del Cholo. Se trata de Josimar Mosquera y Mauricio Casierra. Ellos habían llegado como complemento y jugaron bastante más de lo esperado. Borraron la mala imagen que habían dejado dos que llegaron como refuerzos top: Julian Vázquez y Faustino Asprilla. Ambos llegaron con excelentes antecedentes y fueron un fiasco. Vivieron más lesionados que en el campo y marcaron, apenas, un gol cada uno. Distinta fue la imagen que dejó Duvan Zapata. Llegó como un desconocido y se fue como ídolo. Pagaron por él casi 10 millones de dólares y marcó muchos goles que generaron un idilio con el hincha que perderá en el tiempo. 

La historia tiene varios casos particulares. Por ejemplo, el de Adriano Custodio Mendes. Llegó al Club en 1981 y nació en Cabo Verde. No sólo jugó un par de años, sino que se quedó a vivir en la ciudad y hoy es entrenador en un club de la Liga Amateur Platense. Otros casos curiosos son los de Dylan Gissi (nacido en Suiza), Michael Hoyos (en EE.UU), Vladimiro Tarnawsky (en Ucrania), Rudzki (en Checoslovaquia) y Meza Ivancovich (en Costa Rica).

Hoy la historia hala de un tal Christian Alemán. Un ecuatoriano, el primero en jugar en el Club, que llega para intentar conquistar al público con su velocidad, desequilibrio y goles.