El Cholo, el recuerdo del DT que nunca se fue

Pasaron casi 11 años del título del 2006, pero Simeone sigue presente en la vida de Estudiantes. Ahora fue Andújar quien lo destacó con una frase que lo define: "Yo quisiera tener siempre un técnico como él". Mirá por qué lo dijo...

17/08/2017 09:47 Noticias
img

Su imagen no se diluye. Se potencia. Pasan los años y Diego Pablo Simeone sigue presente en la vida de Estudiantes. En los recuerdos de aquel inolvidable título del 2006, el que inició el segundo ciclo más exitoso del Club, el que devolvió la gloria perdida, pero también en las frases de sus jugadores. En ellos, el hoy DT del Atlético de Madrid sigue vigente. Porque al igual que Sabella, dejó una huella grande. De esas que van más allá de lo deportivo. De esas que enseñan, que marcan, que modifican el tiempo de las cosas. Ahora fue Mariano Andújar el que otra vez lo hizo saber: "El Cholo me enseñó a entrenar y a ser intenso. Como entrenás, vivís. Yo quisiera tener siempre un técnico así", contó el arquero en el programa Acá hay una Escuela, en la 221 Radio.

 Si el ciclo de Bilardo puso la pieza fundamental para que empezara a construirse ese campeón (bancando con su espalda a los pibes, uniendo a la familia del Club...), si el regreso de la Bruja fue el salto de calidad y de liderazgo que ese grupo de jóvenes necesitaba (sin él tampoco hubiera sido posible), Simeone fue el que terminó de cerrar la fórmula del éxito. Y más que su capacidad para transmitir, fue su método de preparación: "Simeone nos potenció y nos enseñó a competir, fue un contagio constante que nos llevó al máximo nivel", agregó Andújar.

De hecho, el hoy arquero de Estudiantes también utilizó uno de los sellos made in Simeone para motivar al equipo en el torneo pasado. Fue cuando se puso la mano en la boca, simulando el cuchillo entre los dientes (frase célebre del Cholo) y remarcando: "Así tenemos que salir a jugar". En el actual plantel, de hecho, son varios los futbolistas que fueron dirigidos por él: además de Mariano, el Chavo, Chapu, Lugüercio y Pavone. Y el presidente Verón, claro.

 

No es Andujar el único de aquel ciclo que destaca a Simeone. El Chavo Desábato, a pesar de no haber sido parte del título del 2006, y aunque no arrancó jugando con él cuando retornó al Club en 2007, siempre lo menciona: "Simeone, Sabella y Alfaro son los mejores técnicos que tuve en mi carrera". Y marca por qué el entrenador del Aleti está entre ellos: "Nos hizo crecer física y futbolísticamente", contó. En definitiva, otro que destaca la preparación, el día a día en City Bell, la metodología de trabajo.

 El Cholo, de hecho, y muy a pesar de su conflictiva salida, también siempre estuvo pendiente de Estudiantes en este tiempo y devolvió varias paredes. No sólo llevó al Aleti la frase que patentó tras la increíble conquista del Apertura 2006 ("En la vida siempre hay que creer"), sino que puso al Club en lo más alto de su carrera, incluso teniendo en cuenta todo lo que logró con su actual equipo. 

"Siempre digo que fue el equipo donde me sentí más reflejado como entrenador, donde pude plasmar de la mejor manera mis ideas. Eso se debe posiblemente a un arraigo que tuve desde muy chico con los Pachamé, los Madero o los Bilardo en lo que fue mi paso por las Selecciones Juveniles. Cuando pasé por Estudiantes me encontré con lo que había vivido desde chico y con un grupo de jugadores logramos un torneo después de mucho tiempo”, contó más de una vez. 

Hoy, sigue permanente en el recuerdo de sus jugadores, aquèllos que lo llevaron a su primera gloria como entrenador.