De Erico a Salgueiro: la historia de Nacional

El rival de la Copa es uno de los clubes fundadores del fútbol en Paraguay y no pasa por su mejor momento. Tras disputar la final de la Libertadores en 2014 quiere recuperar protagonismo y llega entonado tras eliminar a Olimpia, pero en el torneo local precisa puntos para no descender. Historia y actualidad para ir entrando en clima

19/08/2017 10:09 Noticias
img

Pocos hinchas conocen la historia de Nacional de Paraguay, el equipo con el que el conjunto de Matosas deberá enfrentarse por Copa Sudamericana. Su fundación se dio en medio de una de las tantas guerras que azotaron al país no bien comenzado el siglo XX y desde sus entrañas salió el goleador histórico del fútbol argentino: Arsenio Erico. Lleva su nombre porque su fundación se dio en el Centro de Estudiantes del Colegio Nacional de Asunción buscando una integridad de los alumnos que intentaban desarrollar sus aptitudes futbolísticas y no tenían dónde. Así fue como el 5 de junio de 1904 quedó conformado el Club Nacional.


A lo largo de su historia cosechó varios títulos nacionales y su máximo logro fuera de su país fue haber llegado a la final de la Copa Libertadores en el año 2014. Aquella vez fue subcampeón de San Lorenzo tras igualar 1 a 1 en Paraguay y caer 1 a 0 en Buenos Aires. Cuenta con 7 participaciones en Libertadores y 3 en Sudamericana. Curiosamente los hinchas de Nacional se inflan el pecho en recordar aquella final ante San Lorenzo no tanto por el resultado sino por haber estado a la altura de las circunstancias y haber conseguido competir hasta último momento con un equipo superior al que puso contra las cuerdas en el partido de vuelta, transformando en figura al arquero rival.


Arsenio Erico surgió de sus divisiones menores. Es el goleador histórico del fútbol argentino y uno de los 5 mejores jugadores en la historia del fútbol paraguayo. En nacional tuvo 3 etapas como jugador y 2 como entrenador. Marcó 302 goles en 342 partidos jugados y fue campeón con el club en 1942. De Nacional también surgieron Roberto Acuña y Roberto Gamarra, dos brillantes futbolistas que vistieron la camiseta del seleccionado.

Algunos jugadores que pasaron por Estudiantes jugaron en Nacional. Uno de ellos fue Félix Torres, un corpulento delantero que llegó en la década del 90’ y fue un fiasco. Procedente de Mandiyú de Corrientes, llegó fuera de forma y con sobre peso y nunca pudo pagar con goles su contratación. También jugó allí Raúl Román, un media punta que estuvo poco tiempo en el club. Llegó allá por el año 97’ y fue transferido a China en medio millón de dólares (una fortuna para la época y la realidad del equipo). Acaso la anécdota más graciosa se dio un clásico. Estudiantes perdía 2 a 0 y lo empató 2 a 2. Román tenía un puñado de entrenamientos con sus compañeros y tras el partido Martín Furiga contó que como no recardaba los nombres les decía como en el potrero: “Pasala 7, me dijo…”

Nacional cuenta en su plantel con Juan Manuel Salgueiro, el uruguayo que jugó en el Club entre 2007 y 2009 y fue campeón de la Copa Libertadores. Ya sin a velocidad de aquellos años, no juega como wing y se fue retrasando en la cancha para transformarse en enganche. El juego de Nacional pasa por sus pies y se siente cómodo y seguro en esa posición.

“En mi memoria quedaron los títulos, jugar con la Brujita (Juan Sebastián Verón) y los clásicos, en los que quedamos invictos”, dijo Salgueiro en una entrevista concedida al Diario Hoy. 


La actualidad de Nacional no es óptima. Si bien llega con el ánimo alto por haber eliminado a Olimpia de la competencia internacional, la campaña en el torneo local y precisa puntos para no bajar a la segunda categoría. Por eso no debe descuidarse más allá de la ilusión que genera enfrentar a un grande sudamericano como Estudiantes en el ámbito continental.