Cómo estaba la Selección de Sabella a esta altura y el mensaje del hijo de Pachorra

El equipo de Pachorra le ganaba a Paraguay en Asunción dando una cátedra de fútbol y goles para quedar en lo más alto de la tabla y... clasificarse al Mundial. Una diferencia abismal con este presente. Alejo, por Twitter, lo reflejó.

06/09/2017 12:53 Noticias
img

Fue en septiembre, también. Un 10 de septiembre de 2013. Ese día, Argentina enfrentaba al siempre duro Paraguay, de visitante. Luego, quedarían dos partidos más. Al igual que ahora. ¿En qué situación estaba la Selección de Sabella a esta altura de la Eliminatoria? Clasificada. Ni más ni menos. Sí, en la brava Asunción, derrotaba 5 a 2 al equipo guaraní y se metía en Brasil 2014. Es decir, lejos del sufrimiento que hoy se vive con Sampaoli, aquel equipo le daba al pueblo argentino lo que tanto quería.

 Y de qué forma. Porque en ese encuentro, Argentina fue un show de fútbol y goles, mostrando todo su potencial. Messi, que contra Venezuela se lo vio en una de sus peores versiones, confundido, perdido, decepcionado, aquella noche metió dos goles. Agüero, hoy en el banco y sin minutos oficiales en el ciclo Sampaoli, convirtió otro. Y Di María, quien ayer se desgarró de pura tensión y presión, también se hizo presente en la red. El restante lo metió Maxi Rodríguez.  

"Es una alegría para todo el pueblo futbolero", dijo Pachorra tras esa exhibición en Asunción. "Los muchachos hicieron un gran trabajo, demostraron la gran potencialidad ofensiva que tienen", deslizó Sabella, quien le agredeció a su familia y a sus colaboradores porque la "responsabilidad era muy grande".

Justamente tras el empate ante Venezuela del equipo de Sampaoli, su hijo Alejo dejó un mensaje al respecto. Sobre todo haciendo hincapié en las críticas (a las insólitas críticas, podría agregarse) que Pachorra recibió en algún momento de la Eliminatoria. Y encima, luego, terminaría llegando a la final de la Copa del Mundo.

Con Pachorra, a esta altura, Argentina tenía 29 puntos en 14 partidos. De más está decir que marchaba líder en la Eliminatoria, tres puntos por arriba de Colombia y siete por encima de Uruguay, el quinto. Es decir, tenía cinco unidades más que ahora y con dos encuentros menos (porque de la clasificación no participó Brasil, el anfitrión del Mundial). Luego, le ganaría 3 a 1 a Perú y cerraría con un 2-3 ante los uruguayos, que necesitaban ganar para ingresar al repechaje.