Boselli: el goleador que sigue vigente y es ídolo en México

Mauro se metió en la historia grande del fútbol mexicano. Este fin de semana convirtió su gol número 100 con la camiseta del León y potenció la idolatría que los hinchas tienen por él. A los 32 años se muestra vigente y se metió en un selecto grupo de jugadores que enamoran a la afición. Su actualidad es inmejorable y su regreso parece lejano.

17/09/2017 12:24 Noticias
img

Cuando Mauro Boselli llegó a México ni por asomo imaginaba semejante presente. Venía de jugar en Palermo tras malas experiencias en su último paso por Estudiantes y el Wighan inglés. Necesitaba rejuvenecerse y reinventarse, algo que no es sencillo para los delanteros y mucho menos para los goleadores. Tras analizar varias propuestas y con apenas 28 años, aceptó jugar en León, un equipo de segunda línea del fútbol de Primera División perteneciente al poderoso Grupo Pachuca. Tras un pequeño período de adaptación, el goleador comenzó a pagar su pase con goles y en las últimas horas llegó a la cúspide de su carrera en tierras aztecas: marcó el gol 100 con la camiseta verde del León y es noticia por su actualidad y sentido de pertenencia hacia el club. 

 

Boselli fue goleador en los torneos Apertura 2014 y 2015. Hoy es el capitán del equipo y el ídolo que tiene el equipo. Desde sus pies salen los gritos del conjunto “Esmeralda” que le valió un crecimiento inusitado e impensado hace algunos años. Convirtió 85 goles por Liga, 15 por Copa, 4 por Libertadores y 1 por Concachampions. Sus concreciones valieron para que León consiga el bicampeonato en las temporadas 2013-2014. El último año disputó la final de la Copa de México ante el poderoso Chivas de Guadalajara, perdiendo la final que consagró al equipo que dirige Matías Almeyda, el ex técnico de River. 

En base a sus rendimientos se transformó en toda una eminencia dentro del club. Un poco por sus goles y otro poco por su forma de ser. Participa activamente de los eventos para potenciar y promocionar al club y hasta comenzó a desarrollar actividades extradeportivas que permiten imaginar que será difícil que pueda salir pronto de México. Tras consagrarse campeón de la Copa con Estudiantes, su carrera tuvo un pequeño bajón. A los clubes a los que fue no les fue muy bien y ni por asomo pudo dar lo que hizo en el equipo de Sabella. Está claro que ninguno tuvo el potencial que tenía aquel equipo, pero el bajón se sintió y mucho:  desde que se fue mostró su mejor versión en ¡su regreso a Estudiantes! en la temporada 2011-2012, cuando jugó 29 partidos y marcó 11 goles. Vaya si siente el Club como su casa…

Por eso para Boselli es tan importante León en su carrera. Encontró la contención que le faltó durante años para mostrar su mejor versión y vaya si lo consiguió. A juzgar por sus números y continuidad en el juego, será difícil su vuelta. Si bien mantiene contacto con varios de sus ex compañeros (algunas fuentes confían que hasta fue consultado por el presidente sobre las cualidades de Gustavo Matosas, a quien tuvo como entrenador hace un tiempo) su comodidad en México es evidente. Si bien su vuelta es siempre un sueño, que mejor que recordarlo con un gol que quedará impregnado en el corazón de los hinchas pase lo que pase con su futuro inmediato.