Heinze es el apuntado y Bernardi el plan B

Tras la salida de Matosas, ambos entrenadores picaron en punta y encabezan la lista de preferencias que tiene el presidente Verón. El primero de ellos es el elegido: le gusta desde hace tiempo y cumple con lo que busca el Club. Quieren recuperar la línea con un DT joven, argentino, de bajo perfil y con conceptos modernos.

20/09/2017 08:28 Noticias
img

La escena podría retrotraerse 3 meses. Esta vez no fue en el Country, fue en la antesala del vestuario del estadio Ciudad de La Plata (ese mismo que vio al equipo hacer otro papelón deportivo y que no volverá a pisarse, con suerte, hasta diciembre de este año). Esta vez el cambio de condiciones nació del técnico y no de los dirigentes. Tras perder con Nacional y ser eliminado de la Copa Sudamericana, Gustavo Matosas le anunció al presidente Verón que renunciaba al cargo de entrenador. Y cómo hace solamente 3 meses, la dirigencia tendrá que salir al mercado para arreglar el zafarrancho en el que se metieron tras la salida de Vivas. 

Final anunciado. Estudiantes perdió ante Nacional 1 a 0, fue eliminado de la Copa Sudamericana y Gustavo Matosas renunció a su cargo de entrenador.

Una publicación compartida de Revista Animals (@revistaanimals) el

Tras un breve cónclave hay un nombre que cumple con los requisitos buscados y es el de Gabriel Heinze. Los dirigentes pretenden volver a un entrenador argentino, joven, moderno en su metodología, “con llegada a los jugadores y que garantice trabajo” (¿palito para Matosas?). El Gringo es una vieja debilidad del presidente que lo conoce de su paso como jugador por Manchester y la Selección. Si bien no son amigos gozan de una muy buena relación y es el elegido para ofrecerle el puesto.


Heinze debutó como entrenador hace un par de años en Godoy Cruz. Tras varios problemas en el inicio de su carrera por no tener el carné habilitante para acceder al campo de juego, terminó yéndose luego de un puñado de fechas. El problema fue que como estaba cursando materias para recibirse, no podía entrar a la cancha y eso fue tajante para los hinchas. Al no conseguir resultados la opinión pública se volvió una mochila pesada de cargar y terminó saliendo tras un partido ante Olimpo en el que la barra colgó una bandera haciendo alusión al tema: “Gracias Heinze, pero necesitamos un entrenador con título”.

A mediados de 2016 asumió la conducción de Argentinos Juniros y allí a historia cambió. Consiguió devolver al equipo a la Primera División tras algunas categorías en el la B Nacional. En La Paternal lo aman porque consiguió respetar la idiosincrasia histórica del club. Armó un equipo que jugaba muy bien y estaba plagado de pibes que con movimientos automatizados y una gran cuota de desfachatez practicaron un fútbol ágil, moderno y efectivo. Justamente lo que Estudiantes hoy no hace…


Tras varias idas y vueltas con la dirigencia sobre su continuidad, tomó la decisión de dejar el equipo tras un año de mucho desgaste. Si bien sonó en Gimnasia y San Lorenzo, el calendario del fútbol argentino atentó contra su carrera. Hoy, libre y esperando alguna posibilidad, aparece como el principal candidato a reemplazar a Matosas.  

La otra opción es Lucas Bernardi, otro entrenador joven que cumple con los requisitos buscados. La diferencia principal con Heinze es que dirigió más clubes en menos tiempo y en ninguno le fue bien. Newell’s (su casa), Arsenal (estuvo 4 partidos y plantó bandera) y Godoy Cruz (lo echaron por malos resultados) forman parte de un palmarés que lejos está de ser el ideal. Si bien cada club tiene su historia, la foja de presentación de Bernardi no es como para que peleen por él. Su relación con Agustín Alayes (amigos desde el paso del defensor por Newell’s) podría ser síntoma de acercamiento, ya que El Flaco va a volver a trabajar en el Club durante la nueva gestión. De todas formas, es simplemente una alternativa analizable si es que Heinze dice no.


¿Y Leandro Benítez? Será interino una vez más, pero no el entrenador principal. Creen los dirigentes que tiene proyección de Primera pero que no es su momento. Después de aquellos famosos tres partidos del año pasado, lo consideran una alternativa para el futuro, aunque no inmediato. “Hay que dejar de quemar entrenadores de la casa”, se escuchó decir en la zona de vestuarios…

Así planteadas las cosas, Estudiantes sale al mercado a buscar a Gabriel Heinze para reemplazar a Gustavo matosas. Como hace tres meses, el Club busca técnico. Increíble pero real.