Así no: 10 razones para entender el bajón

Estudiantes pasa por un mal momento futbolístico con responsabilidades compartidas. Errores individuales y estructurales le costaron al equipo el partido ante San Lorenzo y el semestre está haciéndose cuesta arriba. ¿Por qué juega tan mal? ¿Qué le pasa al equipo? ¿Se olvidaron de jugar? ¿Es solución el próximo DT?

26/09/2017 10:13 Noticias
img

Andújar, lejos de su nivel

El arquero está como el equipo. Si bien fue figura en Bolivia y atajó bien ante Colón, sus condiciones le permiten mostrar una mejor versión. Sus compañeros sienten cuando no está bien porque es referente y uno de los mejores (sino el mejor en su puesto). Ante San Lorenzo, cuando el equipo empujaba por el empate, Belluschi lo sorprendió adelantado y su respuesta no fue óptima

Los mismos problemas defensivos de siempre

El equipo sufre horrores con los pelotazos cruzados. Sufrió durante el ciclo de Vivas y el problema se potenció en los últimos meses. Cada bochazo a la espalda de los laterales es una jugada de riego para el equipo rival. Sánchez y Dubarbier fueron las principales víctimas, aunque Diarte no fue solución. Así llegaron los goles de Nacional en Paraguay y Arsenal en La Plata. 

Schunke perdió seguridad y firmeza

El Flaco no es ni por asomo el impenetrable central que mantuvo un gran nivel hasta hace unos meses. Su juego fue decayendo con el correr de los partidos y entre la falta de seguridad defensiva y su propio nivel, es una invitación a ser atacado. Con espacios por cubrir dichas falencias se potencian.

El mediocampo, una zona de tránsito

Ni el más pesimista de los hinchas imaginó que el equipo iba a extrañar tanto a Ascacibar. Un poco por sus condiciones y otro poco por el nivel de sus compañeros. Con excepción de Braña (una fiera con todas las letras), el resto ni por asomo tiene nivel de titular indiscutido. La zona de contención del equipo es todo un problema: no defiende ni tampoco da el primer pase con criterio para empezar a atacar. ¿Por qué tienen tan pocos minutos Cascini e Iván Gómez?

¿Quiénes son los indicados para jugar por afuera?

A lo largo del paso de los entrenadores jugaron casi todos los que tienen condiciones para actuar como volante por las bandas y ninguno se ganó el puesto, con excepción de Dubarbier. Alemán, Tití, Otero, Melano y Lugüercio no movieron la aguja. El problema es que todos ellos tienen características ofensivas (varios directamente son delanteros) y les cuesta dar una mano en defensa. 

Pavone, siempre de espaldas

El Tanque hace lo que puede. Si bien el pivoteo es su especialidad, es difícil jugar todos los partidos bancándose 90 minutos de topetazos y choques. Ante San Lorenzo se generó algunas jugadas por virtud propia y de las dos que tuvo de frente, facturó en una. Jugando así está desaprovechado.

A los refuerzos les cuesta

El único titular indiscutido es Pavone. El resto deambula en medianía de un partido sí y otro no. El equipo tenía una estructura definida y los cambios se sentían poco y nada. Los jugadores que llegaron (de jerarquía, por cierto) no logran hacer pie. Zuqui es el otro que entró a pisar fuerte, pero se fue desdibujando como el equipo.

¿Por qué no juega La Gata?

Es la gran incógnita. Si bien no está para un partido completo, es curioso que en los últimos 180 minutos jugó sólo 15… es cierto que acarrea una prolongada inactividad por su poca participación en Gremio, pero a su edad precisa minutos para recuperar ritmo futbolístico.

Verón, en el centro de la escena

El presidente no puede equivocarse en la elección del próximo entrenador. Los últimos meses fueron muy convulsionados y extrañó horrores la figura de Alayes, a pesar de sus permanentes contactos. La cuerda se estiró tanto que la sabiduría de ambos para dar con el próximo DT será fundamental para el plantel. Bernardi asoma como la opción inmediata, que podría quedar confirmado en las próximas horas…

Armar el equipo, el gran desafío de Bernardi

El próximo DT deberá encontrar rápidamente una formación que se habitúe a jugar y a la que los posibles cambios no le resientan la estructura. En apenas 4 fechas Boca, el puntero, le sacó 8 puntos, y el semestre parece ser un período de reacomodamiento y adaptación para encarar con todo el 2018, donde el gran objetivo será hacer una buena Copa Libertadores. 

Fotos: Prensa Estudiantes. Infobae. Cielosports.