El día B

Lucas Bernardi asume la conducción del equipo y buscará sacarlo de la crisis por la que atraviesa. Justo en el día de su cumpleaños número 40, el ex técnico de Newell’s tendrá la difícil misión de devolverle al plantel la confianza perdida en los últimos meses y reacomodar el equipo para retomar el camino perdido. A media tarde dirige su primera práctica y luego será presentado en conferencia.

27/09/2017 08:07 Noticias
img

Luego de tres reuniones y varios llamados telefónicos, Lucas Bernardi llegó a un acuerdo con la dirigencia del Club para ser el DT hasta diciembre de 2018. La firma del vínculo será esta misma tarde tras la práctica vespertina que se llevará a cabo en City Bell siempre y cuando el tiempo lo permita. El entrenador, que hoy cumple 40 años, tendrá su cuarta experiencia desde que dejó de jugar. Hasta aquí dirigió a Newell’s, Arsenal y Godoy Cruz y no obtuvo grandes resultados. Pese a ello, Agustín Alayes y Senastián Verón aceleraron ayer su contratación tras la derrota del equipo ante San Lorenzo.

Bernardi nació en Rosario y es ferviente hincha de Newell’s, equipo con el que debutó en Primera División en 1998 y fue campeón y emblema en el año 2013. Entre el 2000 y el 2009 hizo toda su carrera en Francia, donde defendió los colores del Olympique de Marsella y Mónaco, equipo con el que llegó a la final de la Champions en 2004. A su regreso, obtuvo el máximo logro de su carrera: fue campeón del Apertura 2013 con su querido Newell’s, un gran equipo que dirigió Gerardo Martino antes de conducir al Barcelona.

 

 Su retiro se dio un año después de aquel campeonato y casi inmediatamente se calzó el buzo de DT. Su primera experiencia fue en Newell’s, pero no le fue bien: Dirigió apenas 18 partidos, perdió los clásicos ante Central y terminó yéndose para descomprimir la situación y con apenas el 37% de los puntos obtenidos. Tras algunos meses de descanso asumió en Arsenal de Sarandí y duró muy poco. Tras cinco partidos con malos resultados plantó bandera. Sobre su salida hay dos versiones. Una es la del entrenador, que dijo irse ante “la falta de apoyo de todos. Mi renuncia fue evaluada durante el tiempo en el que estuve acá y me di cuenta de que no tengo el apoyo necesario para lograr cosas importantes”. La otra es la de los dirigentes de Arsenal, que manifestaron su descontento por su salida al anunciar que los dejó para irse a Godoy Cruz a dirigir la Copa Libertadores.

Justamente en Godoy Cruz, Bernardi tuvo su ciclo más largo. Entre Copa Libertadores, Copa Argentina y torneo local, dirigió 24 partidos y sacó el 55% de los puntos. Sin embargo, no son pocos los dirigentes de Godoy Cruz que no dejan buenas referencia de su trabajo sin ir más lejos el propio presidente Manzur, que lo echó tras perder el partido de ida por los octavos de final de la Copa 2016 ante Gremio. El conflicto entre ambos habría comenzado por los malos resultados obtenidos en una parte del proceso y la ausencia de Santiago García en el equipo. Al presidente le encantaba y quería que juegue y Bernardi opinaba distinto. Conclusión: terminó despedido.

Desde aquel momento, espera la oportunidad que le presenta Estudiantes. Cambió parte de su cuerpo técnico que se fue a dirigir a Instituto y llegará acompañado por algunos ex compañeros de su paso por Newell’s, entre ellos Jorge Priotti. El Gringo jugó en Estudiantes a fines de la década del 90 y dejó un gran recuerdo como persona. Hoy vuelve como ayudante de campo.

 

Pese a la resistencia popular de un sector de los hinchas, Bernardi es el nuevo DT. Esta vez las redes no le vencieron la decisión al presidente, que confía en un técnico, meticuloso, detallista, trabajador y observador, con una metodología moderna y más acorde al camino que adoptó Estudiantes en los últimos años antes de la llegada de Matosas.