Bernardi, sus desafíos, su amistad con Alayes y el voto no positivo

Deberá responder a la exigencia que el Club tiene con los DT, superar la no aceptación del hincha y revertir sus propios números. Es el entrenador elegido por Verón y el Flaco para recuperar el proyecto deportivo que se desvió con Matosas.

27/09/2017 14:19 Noticias
img

Lucas Bernardi sabe que no llegó a cualquier club. Tiene claro que Estudiantes le exigirá, acaso, su mejor versión como entrenador, quizás la que todavía no pudo desarrollar. Y será por varias razones. El mismo lo admitió: "Este es un gran paso en mi carrera y también una gran responsabilidad. No todos los días se tiene la oportunidad de dirigir un equipo de esta jerarquía".

En efecto, Bernardi deberá probarse en varios aspectos:

 Lo profesional

Estudiantes es un club muy exigente con sus entrenadores. Prácticamente, es una figura sagrada. Por historia, tradición y por antecedentes recientes. Además, en lo particular, se encontrará con un plantel acostumbrado a trabajar con técnicos que, valga la redundancia, trabajan. Y que lo hacen con intensidad, con una metodología que obliga al jugador a superarse en lo táctico, en lo físico y en lo mental. Por eso, quien no cumplió con esas expectativas, terminó rápidamente afuera: Matosas. Y esto, claro, va más allá del nivel individual de muchos futbolistas, tan responsables como el DT que se fue de este mal momento.

Pues entonces, Bernardi deberá exponer al máximo las condiciones que motivaron su elección como entrenador en un Club que enseguida mide el aceite al DT que llega. Entre esos valores que observó la dirigencia, está su faceta de técnico trabajador, detallista, preocupado por el rival, predispuesto a la promoción de juveniles, frontal en el trato con los futbolistas y abierto a utilizar el esquema táctico que más le convenga de acuerdo al plantel con el que cuenta (no es un fundamentalista del sistema). 

 Lo sentimental

Bernardi también sabe que llega a un Club en el que tendrá la banca necesaria para desarrollar su trabajo. Verón, en su momento, había pensado en él para su proyección en las Juveniles de la Selección Argentina. Y el ex Newell's, además, tiene una relación de afecto y amistad con Alayes, quien volverá al Club para tomar las riendas del fútbol profesional. Con Agustín, principalmente, lo unirá un compromiso muy especial. Por lo tanto, hay otro vínculo en el que buscará no decepcionar.

 Con el Flaco, en Newell's.

"Intentaré, con trabajo, compromiso y respeto, brindarme a los jugadores. Y además responder con trabajo la confianza que depositaron en mí", dijo el flamante entrenador. No es menor el detalle. Bernardi llega, además, para recuperar el proyecto que se desvió con Matosas y retomar la línea que se había adoptado con Pellegrino, Milito y Vivas. Así también lo expresó Verón: "Bernardi es un técnico joven y con proyección. Los perfiles que elegimos y su metodología son parecidas".

Lo estadístico

En este aspecto puede incluirse justamente a los hinchas. Los números de las encuestas, entre ellas las de Animals!, muestran que su nombre no generó un aceptación previa. Sin embargo, eso mismo sucedió con otros técnicos que sí tuvieron éxito. En ese sentido, Bernardi deberá torcer la decisión de la gente.

 

"Si el hincha ve un equipo sólido y que lo represente, se va a sentir identificado", fue una de las frases en las que se refirió a ese tema. Y agregó: "La ansiedad de la gente siempre es la misma: hay que ganar".

En ese sentido, Bernardi también deberá mejorar sus propios números como entrenador y, lo más difícil es que, para ponerse a la altura de los anteriores técnicos (salvo Matosas), deberá superar el 60% de los puntos. Hasta ahora, en Newell's consiguió el 37% en 18 partidos, en Arsenal el 22% en 5 partidos y en Godoy Cruz el 55% en 27 juegos. ¿Será Estudiantes su plataforma de despegue?

 Fotos: Prensa de Estudiantes de La Plata