El plan de Verón para achicar la Comisión Directiva

El sábado próximo el presidente será reelecto y la continuidad traerá aparejados cambios en el funcionamiento de áreas medulares del Club. Se generarán nuevas secretarías rentadas y algunas de ellas será ocupadas por actuales dirigentes. Cambiarán 2 de los 3 vicepresidentes y volverá Agustín Alayes. El presidente quiere achicar el número de dirigentes para conseguir mejor funcionamiento y evitar fracturas.

07/10/2017 09:25 Noticias
img

La idea le viene rondando en la cabeza desde hace años. Cree que es casi imposible que, más o menos, 30 personas puedan ponerse de acuerdo sin fisuras o pensar de la misma manera. Después de mucho analizarlo, tomó la decisión: Juan Sebastián Verón buscará en su nueva gestión modernizar el funcionamiento del Club y achicar el número de integrantes de la comisión directiva con una posible reforma estatutaria de por medio.

Verón sabe que es el momento para hacerlo. Más allá de algunos reclamos puntuales por decisiones futbolísticas, cuenta con una aprobación mayúscula de la masa societaria que, él cree, acompañará la decisión. Su intención es profesionalizar áreas fundamentales y trabajar para que la CD esté compuesta por la mitad o menos de los dirigentes que actualmente tienen cargo (él número mencionado cuando Animals! consultó distintas fuentes fue coincidente: “No puede haber más de 12 directivos”). La idea se basa en un modelo más dinámico de gestión y busca evitar fracturas internas. Para ello el presidente tendrá un gerente general y creará tres gerencia o secretarías rentadas: la de fútbol, la legal y técnica y la de finanzas. La idea es dejar de lado el modelo vinculado con el dirigente ad honorem que da una mano porque la mayoría de los clubes del nivel de Estudiantes ya no se manejan así. Las responsabilidades son muchas y las obligaciones también. Por eso Verón cree que es el momento de dar el salto, ya que cuenta con gente capacitada y un Club floreciente y ordenado desde el punto de vista económico.

La Gerencia de Fútbol estará a cargo de Agustín Alayes. El Flaco dio el sí y hasta influyó en la contratación de Bernardi como DT. Tendrá a su cargo todo el fútbol del Club -desde mayores a infantiles-. El sub gerente será Diego Ronderos, que dejará su función gratuita para pasar a tener un cargo rentado. El joven directivo fue una grata revelación en las últimas gestiones y Alayes y Verón lo consideran ideal para el cargo.

La Gerencia de Legales (los nombres aún no fueron informados oficialmente, por lo que la denominación es una generalidad) será comandada por el Dr. Marcelo De Luca, otro directivo que dejará el cargo para pasar a tener función rentada. Fue el elegido de Verón para ser la cara de Estudiantes en la creación de la Superliga y hasta fue el presidente provisional de la entidad durante 90 días.

La Gerencia de Finanzas es el área de la que menos información se ha dado. Todavía no se filtró el nombre de quien la llevará adelante y es un secreto guardado bajo siete llaves. El área fue protagonista de un reacomodamiento del Club y también de varios conflictos que desembocaron en la salida de Agustín Alayes y la queja pública de Gastón Fernández mientras jugada en Chile. Es un sector medular en el que no puede haber equivocaciones y la fluidez de trabajo con el resto de los sectores es vital para un buen funcionamiento interno.

La otra novedad de la gestión es que cambiarán 2 de los 3 vicepresidentes. El único que continuará será Pascual Caiella. Es el hombre de Verón en AFA y logró revertir su imagen después de haber sido el contador de votos en el famoso empate 38 a 38 entre Tapia y Segura en 2015. Dejarán cargos medulares Osvaldo Lombardi y Mariano Vázquez Mangano y esos cargos irán a Juan José Calderón (encargado de obras y, por consiguiente, de la obra de 57 y 1) y Martín Gorostegui, otro directivo excelentemente conceptuado puertas adentro.

El nuevo ordenamiento de club ya está en la cabeza de Verón y saldrá a la cancha el sábado próximo. Más allá del desarrollo económico que buscará a nivel mundial, la idea del nuevo mandato será potenciar lo hecho hasta el momento y buscar hacer una buena Copa Libertadores y volver a jugar en 57 y 1 durante 2018.