Verón, el artífice de la única victoria en Quito

La Bruja marcó el gol que abrió el partido en agosto del 2001. Eso le dio la clasificación al Mundial del 2002 al equipo de Bielsa. Ah, y un detalle: los otros dos mejores resultados en los 2.800 metros de altura llegaron de la mano de la Escuela de Estudiantes.

10/10/2017 11:05 Noticias
img

Fue un derechazo que se clavó abajo. Sí, una de las fórmulas para ganar en la altura. Ese remate de media distancia que tantas veces se sufrió, aquella vez se gozó. La Bruja Verón tomó un mal rechazo de un defensor ecuatoriano, avanzó en el campo y no dudó: desde 30 metros sacó el latigazo que se transformó en el 1-0. Sería un grito que, de alguna forma, haría historia, porque fue el que abrió el camino para el único triunfo de la Selección en Quito. Una victoria que hoy se necesita repetir para, al menos, asegurar un lugar en el Repechaje. 

Aquel partido terminó 2 a 0 con otro gol de penal de Hernán Crespo. Y valió, como si fuera poco, la clasificación anticipada al Mundial del 2002. Argentina fue el primero en meterse en Corea-Japón. Y más allá de lo que pasó luego, fue una situación que está lejos de este momento de angustia.

 

A la Selección siempre le costó jugar en Quito. Por eso, aquel aporte de Verón a la causa hoy tiene tanta relevancia. Es más, los otros dos mejores resultados que Argentina logró en los 2.800 metros de Quito llegaron de la mano de la Escuela de Estudiantes. Son dos empates: el primero, un 2-2, por la Copa América del 83, con Bilardo como técnico y Sabella en cancha. Y el otro, en su última visita, en las Eliminatorias para Brasil 2014, un 1-1 con Pachorra de entrenador.