Un día Estudiantes no va a estar y…

La relación entre el Club y la Selección sigue dando que hablar. Entrenadores, preparadores físicos, jugadores y hasta un brujo aparecieron en momentos límites en la vida del equipo nacional. Desde Bilardo y Maradona, pasando por Sabella hasta la increíble presencia del Brujo Manuel. El vínculo entre la Selección y la Escuela de Estudiantes dio, da y dará sus frutos. Hasta de las formas más curiosas.

12/10/2017 13:02 Noticias
img

La historia entre Estudiantes y la Selección sigue dando que hablar en la era moderna. Lo que fue un proceso que incluyó entrenadores, jugadores y hasta preparadores físicos, aportó la presencia de un sanador que para algunos resultó vital para que Argentina pueda clasificarse a la Copa del Mundo de Rusia.  Pero el vínculo nació hace un buen tiempo ya, cuando Carlos Bilardo logró sacar la mejor versión de Diego Maradona y conseguir el Mundial. Hasta ese momento Diego era un gran jugador al que le faltaba una actuación consagratoria como la que tuvo en México.  Y para ello la mano de Bilardo fue fundamental, tanto como la figura del Profe Echeverría, a quien los jugadores amaban. Tras un ciclo sumamente exitoso, Bilardo dejó la Selección luego del subcampeonato conseguido en Italia y la Selección debió esperar 24 años para llegar a jugar una final, que también tuvo el sello de la Escuela.


En el 2014 Alejandro Sabella repitió la historia de Bilardo. Sacó la mejor versión de Messi, el mejor jugador del mundo, al que sólo le faltó el título. El Profesor se adecuó a lo que Lío pedía y así pudo verse lo mejor de Messi vistiendo la celeste y blanca. Armó un equipo que respaldó sus cualidades, asó sus decisiones en la equidad grupal y se dio el lujo de hacer un trabajo que hoy es reconocido por las máximas figuras del elenco. Cuando Sabella asumió, el futuro era negro. Argentina estaba mal, jugaba peor de lo que estaba y varios futbolistas analizaban no vestir más la camiseta de la Selección. Sin embargo, con una gran dosis de docencia y paciencia logró enderezar el barco y llevarlo a una Final del Mundo tras 24 años.

Lo del último martes sale de lo común. Si algo le faltaba a la rica historia de Estudiantes con la Selección era aportar la presencia de ¡un brujo! Manuel trabaja desde hace tiempo ayudando en el Club y ahora lo buscaron desde la Selección. Lo increíble del vínculo es que nada tuvo que ver Sebastián Verón en la decisión. Y más curioso aún es que el sanador haya viajado con Gugnali y Camino, dos de los ayudantes que tuvo Sabella en su última etapa. Sí, increíble pero real.

Para algunos será una visión parcializada. Y puede que tengan razón. Lo que queda en claro es que los momentos más gloriosos del fútbol argentino a nivel Selección, Estudiantes tuvo presencia e influencia. Por eso es que la Escuela sigue intacta.