El balance de la primera gestión de Verón como presidente

Animals! te cuenta en diferentes ítems cómo fue el primer mandato de la Bruja, que mañana será reelecto. Aspectos positivos y negativos de un ciclo que tendrá continuidad.

12/10/2017 22:52 Noticias
img

Se cumple el primer mandato de Juan Sebastián Verón como presidente. La Bruja, que asumió el 9 de octubre del 2014, será reelecto en la Asamblea de mañana al haber lista única. ¿Cómo fue su primera gestión? ¿Cuál es el balance? A priori, la primera evaluación asoma como muy positiva.

 Las ventas

 Sin dudas, el mayor éxito de su gestión. En estos tres años, Estudiantes transfirió jugador como nunca en su vida. Sobre todo, juveniles de su propia cantera, en cifras récords, que lo convirtieron en el Club más vendedor del país. Sólo contando las transferencias de Foyth, Ascacíbar, Correa, Carrillo, Jara, Auzui, González Pirez, Gil y Barbona, Estudiantes vendió por 48 millones de dólares. Sin considerar otros ingresos por préstamo y demás. 

 El Estadio

 El otro punto fuerte de su conducción. Le dio un gran impulso a la decisión política de terminar el estadio. Logró acuerdos para solventar gran parte de la inversión y un crédito de casi 12 millones de dólares para su finalización. Si bien su CD había anunciado la inauguración del estadio para fines de este años y ahora se postergó para octubre del año que viene, es innegable que bajo su gestión se avanzó en un porcentaje altísimo de una construcción en la que, además, se regularizaron todos los papeles. Hoy es una obra en regla. Y camino a su concreción definitiva. 

 El fútbol

 Más allá de que no pudo coronar con un título, el equipo logró el segundo objetivo posible (clasificar a la Copa Libertadores) en tres ocasiones: edición 2015, 2017 y ya cuenta pasaje para la próxima, la 2018. Además,. participó de las Sudamericanas 2016 y 2017. Es decir, presencia internacional no le faltó. En el debe, claro, están las formas en las que fue eliminado en las mayoría de los mano a mano. En lo que respeta al torneo local, Estudiantes se ubica en el podio tomando en cuenta las últimas tres temporadas, apenas detrás de Boca y San Lorenzo.

El fútbol-Los técnicos.

Su única elección cuestionable es la de Matosas. Después, no es cierto que Verón, en conjunto con Alayes, no hayan acertado en este rubro. Pellegrino, Milito y Vivas, que estuvo un año y medio, fueron parte de un proyecto que tuvo coherencia y resultados. Además, persiguieron una línea y una metodología de trabajo que fue justamente la que se perdió con Matosas. Para cuestionar, acaso, las salida desprolija de Vivas, la forma en la que se trató la situación de Lucas Nardi (que venía a continuar una idea) y, lo dicho, la apresurada designación de Matosas. De cuatro entrenadores durante este ciclo, el Club tuvo tres que estuvieron a la altura de las circunstancias.

 

El fútbol-Inferiores

En este aspecto, también bajo la gestión Verón-Alayes, se encaró un proyecto de formación exitoso. Que no sólo tuvo una metodología de trabajo definida que el Club incorporó en todas su categorías, sino que además le sirvió para expandirla en otros países. Hoy existe un método Estudiantes que tuvo buena repercusión en clínicas de fútbol a nivel mundial, que se proyectó a mercados emergentes como el chino y que llegó hasta la Selección Argentina: Hermes Desio, ex coordinador, asumió ese rol en el predio de AFA en Ezeiza de la mano de la Bruja. Además, también se creció en infraestructura con la construcción de vestuarios, el avance en el SUM para la pensión Prátola y la cancha de césped sintético.

El fútbol-La marca

También de la mano de las ventas y de su trabajo en Inferiores, Estudiantes logró instalar su marca en el mundo, algo que siempre desveló a Verón. Eso le permitió participar de diversas clínicas de fútbol, que los chicos participaran de distintos torneos internacionales y que la Primera también. Por caso, la Florida Cup. Desde lo comunicacional, también el Club creció muchísimo: potenció sus redes sociales e instaló el Media Day, la atención a la prensa estilo NBA, el único que lo hace hoy en el fútbol argentino. Además, atrajo sponsors de jerarquía, tanto para publicitar su camiseta (DirecTV), como su marca de ropa (Adidas-Umbro).

El Club

Es cierto que tiene varias aristas. En lo económico, la dirigencia anunció un superávit en el balance del último ejercicio (2016-2017) de $310.041.600, aunque con un incremento en el pasivo de 40 millones con respecto al 2015-1016: ahora es de $364.589.834. En ese sentido, también el déficit aumentó en casi 100 millones con respecto a que recibió la gestión Verón, aunque en este caso también hay que tener en cuenta la inflanción y que la deuda exible disminuyó considerablemente: hoy es de $166.709.072. De todos modos, y más allá de los números fríos, Estudiantes se muestra como una institución ordenada y organizada desde lo financiero. Un ejemplo: los empleados y el equipo profesional cobran en término. Incluso, cuando el fútbol argentino estalló en crisis por la demora en el pago de la TV, la Institución fue la única que no necesitió de esos recursos para estar al día con su plantel.

 El Club-La escuela.

Una muestra del orden económico es que el colegio pasó de ser una unidad deficitaria a una superavitaria. Incluso, considerando que Estudiantes hace una gran inversión con el secundario exclusivo para jugadores de las Inferiores, una iniciativa que apunta a consolidar la formación de los futbolistas de la cantera. Ahí también funciona un comedor que es solventado por la Institución. Hoy el colegio ubicado en el Country ha ganado prestigio y es uno de los más importantes de la ciudad.

 El Club-Polideportivo

Acaso uno de los déficits principales de la gestión Verón. La Bruja, en su campaña, había anunciado la intención de potenciar los deportes amateurs pero eso no llegó a concretarse. La idea de mudar gran parte de las activades de la sede (donde ahora se instaló el gimnasio Sport Club) atentaron contra varias disciplinas, que en algunos casos deben desarrollarse incluso en predios de otras instituciones deportivas. Además, se bajó el presupuesto destinado a varias actividades. Por lo cual, en este aspecto, se afectó la parte social de la Institución.

 

El Club-La dirigencia.

La interna dirigencial que terminó con la salida de Alayes fue otro de los aspectos negativos de este ciclo. A Verón, como líder absoluto, se le fue de las manos una situación que él mismo pudo manejar y hasta cortar de otra manera, sin necesidad de que terminara, acaso, con la renuncia de su mano derecha en el fútbol. Hoy, la nueva conformación de la CD, muestra que en su momento faltó poder de decisión.

 Foto: Prensa de Estudantes/Sport Club.