Presidente de pantalones cortos

Verón vuelve a jugar, pero no en el equipo principal. Será la atracción de una gira que a corto plazo encabezará como parte del acuerdo de los negocios que el Club tiene en China y sirven para la apertura de distintos lazos comerciales. Los viajes serán cada vez más habituales para fortalecer vínculos y establecer una relación comercial con respaldo. “Voy a jugar, pero papelones no hago más”, bromeó en torno a su regreso de este año.

22/10/2017 10:44 Noticias
img

Si algo no le falta a Sebastián Verón son ganas de jugar a la pelota. Lo demostró este año cuando, a los 42, jugó a nivel profesional la Copa Libertadores después 3 años de retirado y una preparación de meses para cumplir con la promesa de volver si se vendían el 60% de los palcos del Estadio. Pese a no haber llegado ni por asomo a ese número buscado, el presidente se puso los cortos, logró tener unos cuantos minutos en cancha y demostrar que su calidad y pegada están intactas.

Ahora tendrá un desafío menos exigente, aunque mucho más redituable. Como parte del acuerdo que el mismo logró para conseguir distintos flujos de dinero que le permitan al Club culminar la obra de 57 y 1 (en el corto plazo se depositará el crédito para darle el empuje final que hace falta y que el equipo pueda jugar allí antes de mitad de año), el presidente deberá ponerse los cortos y salir a la cancha. Más allá de sus cuestiones personales, su apellido es una atracción y una enorme ventaja para conseguir inversores interesados en trazar lazos comerciales con Estudiantes. Y claro, a Verón lo conocen por jugar al fútbol y quieren verlo jugar a pesar de su edad y sus retiros.


La Bruja estuvo en China a mitad de año y logró un préstamo con condiciones de pago sumamente ventajosas. La tasa de interés es irrisoria para el mercado internacional y el monto obtenido le permitirá a la Secretaría de Obras trabajar con holgura y tranquilidad. La idea es ahora meterse en un mercado creciente que invirtió mucho dinero en jugadores de primer nivel a los que le paga una fortuna. Acaso para nuestro país el caso emblemático es el de Carlos Tevez, que abandonó Boca por una suma irresistible y generó un negocio extraordinario que incluyó la compra de los derechos televisivos por parte de la cadena Fox de una liga que hasta hace algunos años era de quinto o sexto orden. Sin embrago, la constante inversión e intención de desarrollo generó una enorme curiosidad y resultados dispares. Ah, Tevez no fue ni por asomo la figura que se buscó y está cerca de volver a Boca.


El presidente va a buscar, además, el nombre comercial del Estadio. Un viejo anhelo que le permitiría obtener un ingreso más para terminar “Tierra de Campeones”. Hasta aquí las gestiones no tuvieron el resultado esperado y la intención es continuar con algunas charlas que quedaron pendientes. Verón tiene la idea de que es vital incorporar un nombre comercial para generar nuevos recursos y así avanzar sobre un proyecto más integral. De acuerdo con versiones extraoficiales algunos contactos ya están en marcha y del viaje, que será en diciembre próximo, podrían surgir buenas y nuevas noticias.

La vuelta de Verón a las canchas es un hecho. Más allá de despuntar el vicio con el equipo Senior (¿viajará con ellos o con un grupo de jugadores juveniles?) su condición física está intacta y usará sus aptitudes para intentar segur sumando ingresos que le permitan a Estudiantes volver pronto a su casa. 

Fotos: Prensa Estudiantes. Diario Olé.