Una discusión estéril

La única escuela que debe exigirse es la de la humildad, el esfuerzo y el trabajo. Si Bernardi la cumple y nació en Newell's, ¿cuál es el problema?

23/10/2017 18:31 Opinión
img

Hay una cuestión, una tradición, una realidad: en Estudiantes, la figura del DT es sagrada. Cuna de grandes entrenadores, está súper valorada. Pasa con los hinchas. Y los jugadores. Por eso, la vara está alta. Por eso, este plantel mide y prueba al máximo la jerarquía del DT de turno. Por eso, se fue Matosas.

Esto hace, básicamente, que no cualquiera pueda dirigir en Estudiantes. Y a la vez, que esa elección sea cada vez más difícil. Por lo tanto, hay una discusión que debería evitarse: la de la escuela de origen. La única escuela que debe exigirse hoy es la de la humildad, el esfuerzo y el trabajo (ahí está el ADN, en los valores de Zubeldía). Después, si Bernardi nació en Newell’s, ¿cuál es el problema? Si es un DT detallista, laburador en el campo, que no descuida al rival, que promueve juveniles, que no es fundamentalista de un sistema, adelante entonces. El club necesita recuperar el proyecto Pellegrino-Milito-Vivas. Y algo menos de histeria.