¿Queda alguna duda?

El mundo del fútbol sigue discutiendo la grandeza de Estudiantes y las respuestas son abrumadoras. En un programa de radio se instaló la discusión acerca de quién era más grande entre Estudiantes y Central y el resultado fue apabullante: en una encuesta, el 71% de los votantes consideró que el Club superaba ampliamente a la entidad rosarina. Muy lentamente el reconocimiento parece llegar…

02/11/2017 09:18 Noticias
img

Como sucedió hace algunas semanas en un programa de TV donde Raúl Cascini se animó a decir que Estudiantes es más grande que Racing y San Lorenzo, esta semana se instaló una nueva discusión mediática sobre la grandeza del Club. Esta vez se dio en el programa “Jogo Bonito” que se emite por Radio Belgrano. Allí el intercambio de ideas se dio entre los participantes del programa y los productores extendieron la consulta a sus oyentes/lectores de twitter y los resultados fueron apabullantes: el 71% de los votantes consideraron que Estudiantes es más grande que Rosario Central. 

Si bien Central es uno de los equipos más importantes del país el recorrido deportivo e institucional de Estudiantes inclinan la balanza hacia la ciudad de La Plata. Si bien las convocatorias son muy buenas por parte de los dos equipos y central ha cosechado títulos a nivel local, la presencia y el reconocimiento que Estudiantes tiene en américa y el mundo es innegable. Central ostenta apenas una Copa Connmebol (que consiguió de manera heroica tras remontar un 4 a 0 ante Atético Mineiro en 1995) y no mucho más. Sus buenas campañas en Copa le permitieron llegar a Semifinales, pero nunca conseguir una Libertadores, algo que Estudiantes consiguió en 4 oportunidades.

El otro gran punto es la diferencia institucional entre unos y otros. Mientras Estudiantes asoma como un club ordenado, con un proceso institucional solvente, proyectos a corto, mediano y largo plazo y varios aspectos en los que la superación es constate, Central aparece como la contracara. Los problemas de un club politizado repercuten en su vida social y la pasión muchas veces termina siendo mal entendida y se transforma en un arma de doble filo. De hecho, en los últimos años su barra fue protagonista de hechos delictivos que terminaron por ensuciar la imagen y la incursión de carteles de venta de drogas que se apoderaron de las calles de Rosario se ligaron a la imagen de un Club que lejos está de ser modelo.


La discusión ya parece volverse estéril. La grandeza de Estudiantes resulta indiscutible. Más allá de los diferentes focos que intenten darle ya no está en discusión. Después quedará en cada uno que lugar quiere darle en la historia grande de nuestro fútbol, pero que Estudiantes es uno de los más grandes del país ya no quedan dudas, aun cuando un sector de la prensa y el fútbol en general opine lo contrario…