El momento del reconocimiento

Bilardo y Sabella fueron elegidos como los dos mejores entrenadores que tuvo la selección argentina en los últimos 40 años. En una encuesta realizada por la web de TyC Sports, más de 12.000 personas eligieron a ambos como los mejores, consagrándolos con más del 50% de los votos. Un mimo al alma y al corazón de dos personas que representaron al Club de manera extraordinaria y llevaron a la Selección a la cúspide del futbol mundial.

16/11/2017 10:01 Noticias
img

Tan castigada fue la figura de los hombres que pasaron por el Club y desembarcaron en la Selección que parece haber llegado el momento del justo y merecido reconocimiento. Después del ninguneo, el intento de minimización del trabajo como bandera y la falta de respeto constante a campeones de pura cepa, parece llegar el momento de la caricia. ¿De qué hablamos? Del reconocimiento público que Carlos Bilardo y Alejandro Sabella tuvieron de una parte de la sociedad futbolera que los eligió como los dos mejores entrenadores que tuvo la Selección en los últimos 40 años. Fue a través de una encuesta que hizo la web de TyC Sports, la empresa que tiene los derechos de televisación de la próxima Copa del Mundo.


Entre ambos, cosecharon más del 50% de los votantes. Bilardo fue considerado el mejor con el 27% de los votos y apenas un punto abajo se ubicó Sabella. Claro, entre los dos jugaron 3 finales de mundiales y El Doctor obtuvo el de México 86’. El dato curioso de la encuesta fue que Cesar Menotti se ubicó en el cuarto puesto con apenas el 12%, siendo superado por José Pekerman, que obtuvo un punto más.

Bilardo asumió su cargo en la Selección en medio de una crisis y con pergaminos de sobra como jugador y DT. Su forma revolucionaria lo depositó entre los grandes entrenadores mundiales y su enfrentamiento ideológico con la Sección Deportes del Diario Clarín fue su peor pesadilla. El periódico hizo lo que estuvo a su alcance para que Carlos no llegara al México, pero la figura de Grondona fue clave para bancar el proceso en la previa del mundial. “Yo me hice amigo de los canillitas de calle Corrientes para que den vuelta la tapa de Clarín, que me mataba. Es más hasta salía a comprar los diarios para frenar un poco la bronca de la gente antes del mundial”, contó alguna vez Bilardo. Hoy, 40 años después de aquel desopilante episodio, el público lo reconoce como el mejor DT que tuvo la Selección en el último tiempo. 

Sabella también llegó a la Selección en medio de una crisis. Y para reemplazar, ni más ni menos, que a Maradona. A Diego no le fue bien en Sudáfrica y Alejandro llegaba como campeón de américa y subcampeón del mundo en la recordad final ante Barcelona. Al momento de su arribo su figura fue discutida, vituperada, minimizada y tildada de antifutbol por el simple hecho de arribar con la Escuela de Estudiantes sobre sus hombros. Los jugadores no tenían ganas de jugar en el equipo nacional y el estadio cuando Argentina era local se transformaba en una olla a presión. Con el correr del tiempo, Sabella cambió esa imagen, armó un gran grupo y depositó a la Selección en una final tras 24 años de frustraciones. La mayoría de las estrellas mundiales guarda un gran recuerdo de él y cada vez que pueden lo recuerdan con cariño y afecto. 

Después de recibir tantas críticas sobre las formas o estilos de juego, la Escuela de Estudiantes es noticia otra vez. Que dos de los mejores exponentes del Club obtengan semejante reconocimiento nacional no es cosa de todos los días y tiene un gran valor por la falta de consideración que hubo hacia ellos y, por carácter transitivo, hacia el Club. El tiempo, a la larga, pone las cosas en su lugar.