El pibito de la 5 y uno más

Tal fue la explosión de Santiago Ascacibar en la Primera, que ahora hasta hace pelear por un lugar al multicampeón Braña y al experimentado Damonte. Sí uno de los dos lo acompañará en el clásico (pinta el Chapu). Pero el pibe no se toca.

27/09/2016 23:27 Noticias

 El Ruso, con la cinco, en la Novena, hace apenas un par de años. A su lado, Tití Rodríguez.

 

 La duda no lo incluye. De hecho, lo excluye. Hace diez meses, Santiago Ascacibar no imaginó que ellos, el multicampeón Rodrigo Braña y el experimentado Israel Damonte, iban a tener que disputarse un lugar. Pero no su lugar, sino el de su acompañante. Es así, nomás: tal fue la irrupción y la explosión del Rusito en Primera, tal fue su adaptación, tal es su nivel y tal es su despliegue, que los demás tiene que correr para alcanzarlo. Hoy, de su mano, la juventud le saca ventaja a los años. Porque de lo que sí hay una clara certeza es que el 5 categoría 97 será titular contra Gimnasia. Lo que está por verse es con quién hará sociedad en el mediocampo.

 Hoy esa incógnita está planteada por la recuperación de Damonte. Si fuera por Vivas, mantendría a los 11 que le ganaron a Temperley y así, el Chapu, aunque terminó con algunas molestias físicas, sería el compañero de combate de ese rubiecito 18 años menor que él (sí, ¡18 años!). Lo que obliga al DT a plantearse la duda es el amor propio de Damonte, quien se sigue recuperando de su lesión en el sóleo derecho y aspira a llegar en condiciones para jugar en el Bosque. El volante platinado no ve la hora de volver: ya se perdió los últimos cuatro partidos del equipo (Sarmiento, Belgrano por Copa, Atlético Tucumán y Temperley). Y hará el máximo esfuerzo para llegar el domingo.

 

 "Damonte es muy importante para nosotros tanto adentro como afuera de la cancha", dijo Schunke en estas horas, marcando también la ascendencia que tiene sobre el plantel. Aunque ese aspecto también está garantizado con la presencia de Braña. El Chapu, de hecho, se acomodó muy bien con Ascacibar, con quien lleva apenas dos partidos, aunque parece que hubieran jugado juntos desde hace rato. Y esa comodidad también va de la mano de su pensamiento: "El Ruso es de los cincos que me gustan a mí. Esos volantes centrales versátiles, que tienen muy buen quite y a la vez salen jugando limpiamente, que dan bien ese primer pase", le contó a Animals! en la nota que compartió con su heredero.

 El Chapu, en ese sentido, también se juega su orgullo en un partido especial: tiene la chance de volver a jugar un clásico tras cinco años. El último que disputó fue el que Estudiantes ganó de visitante 2 a 0  en el Ciudad de La Plata, por el Clausura 2011 (en un partido que tuvo sólo público local). Luego, Gimnasia se fue al descenso y a su vuelta, Braña se fue a jugar a Quilmes

 

 Como sea, la presencia de los tres volantes de meta y ponga está descartada. En el Bosque, será Ascacibar con Braña o, en todo caso, con Damonte. Pero el que no faltará será él, el Rusito, el joven que hace correr a los más viejitos.