10 años en Quilmes: una década de lucha con momentos imborrables

El domingo Estudiantes volverá a ser local en Quilmes y Animals! te muestra todo lo que vivió el club en más de diez años de localía fuera de la ciudad. Lo que empezó como un reclamo por tener el Estadio se transformó en una alternativa habitual.

10/10/2016 09:53 Noticias
img

La historia tiene más de una década pero no está demás repasarla. En el año 2005 Estudiantes fue víctima del abuso del poder político por parte del intendente Julio Alak y su Estadio fue clausurado. Jugó como local en la cancha de Gimnasia hasta que el presidente Muñoz ganó las elecciones y optó por fijar localía en 32 y 25. Ante aquella decisión, el presidente Alegre no se rindió ante el poder político y Estudiantes jugó la última fecha del torneo ante Lanús en Quilmes para continuar adelante con un reclamo fundamentado, genuino y de notable convicción. De allí en adelante, Estudiantes vivió muchos momentos que quedaron en el recuerdo del hincha, que acompañó el reclamo con movilizaciones extraordinarias que no sólo tenían el objetivo de ver al equipo, sino también hacerle saber al país futbolero cual era su reclamo. 

La remontada con Sporting Cristal: El equipo de Burruchaga había generado una gran expectativa por la vuelta a la Copa Libertadores y una multitud lo acompañó hasta Quilmes. Al finalizar el primer tiempo perdía 3 a 0 frente al conjunto peruano... La remontada llegó en la segunda parte con un par de goles de Calderón, uno de Pavone y otro de Lugüercio cuando el partido llegaba a su fin.


El gol de Alayes a San Pablo: Otro partido heroico en Quilmes. Ambos equipos se quedaron con uno menos por las expulsiones de Pavone y André Díaz a los 3 minutos del primer tiempo y luego, por la roja a Lugano, el vigente campeón terminó con 9. Tras una jugada de pelota parada, apareció Agustín Alayes para conseguir ventaja mínima en una noche inolvidable.   


Gol de Verón a Belgrano: El equipo de Simeone sufrió la primera derrota del Torneo Apertura 2006 en la 4ta fecha ante Belgrano. Más allá del 1-2 final, el partido será recordado por aquel golazo de Verón que significó el primero de su regreso al fútbol argentino. 


La expulsión de Verón ante Central: Uno de los momentos más difíciles del equipo de Sabella durante la primera parte de 2010. En plena pelea por el torneo con Argentinos Juniors, recibió a Central por la anteúltima fecha. A los 31 minutos del primer tiempo el árbitro Federico Beligoy vio un codazo intencional de Verón que se fue expulsado. Empate 0 a 0 y chau campeonato. 


La Recopa con Liga de Quito: El equipo de Sabella estaba en plena reconstrucción y enfrentó a la Liga de Bauza, un equipo aceitado y que marcó una época en Ecuador. La derrota 2 a 1 como visitantes dejó una puerta abierta para la consagración, pero la falta famosa de delanteros se llevó puesta la ilusión. Fue empate 0 a 0 y otra gran decepción.  


Las bengalas con Inter: De los momentos más curiosos de la Copa 2010. Por los Cuartos de Final, el equipo de Sabella había perdido 1 a 0 en Porto Alegre y ganaba cómodo 2 a 0 en la vuelta. A falta de pocos minutos, los hinchas comenzaron a festejar con bengalas que desataron una enorme nube de humo que complicó la visión de Orión en el gol del descuento. La historia terminó 2 a 1 con eliminación incluida y un escándalo entre los jugadores.  


Otra victoria ante Gimnasia: Esta vez fue por la 4ta fecha del Torneo Apertura 2010, un miércoles a la tarde. Estudiantes generó incontables situaciones y ganó 2 a 0 con goles de Fede Fernández y Verón, de penal. De yapa, Gimnasia se quedó sin DT por la salida de Diego Cocca. 


Sabella calló a la platea: Pocas veces el Profesor tuvo un gesto semejante. Pese a haber conseguido la Libertadores, la figura de Sabella fue discutida durante 2010, a quien un sector del público y la prensa tildaban como defensivo. El momento del equipo era bueno, pero Alejandro escuchaba insultos sobre algunos de sus jugadores y unos cuantos reclamos a su nuevo sistema de cinco defensores. La imagen habla por sí sola...


Verón y otro gran esfuerzo: Aquel 2010 fue un suplicio para Sebastián. Los problemas físicos se multiplicaban semana tras semana y en varios partidos tuvo que salir antes de tiempo o directamente no jugar por los dolores que sentía. En la previa del definitorio partido ante Arsenal, se infiltró antes de jugar y aún así, no pudo terminar en cancha.


La estrella 11: Tras las frustraciones ante Central, Liga e Inter, llegó la revancha. El 12 de diciembre de 2010, Estudiantes le ganó 2 a 0 a Arsenal con los goles de Rodrigo López y se consagró Campeón del Torneo Apertura 2010. Consiguió su decimoprimer campeonato y el segundo con Alejandro Sabella en el banco. 


La gente: Sin el acompañamiento del público hubiese sido imposible mantener la lucha durante tanto tiempo. El público acompañó al equipo en cualquier circunstancia y entendió el porqué de la salida de la ciudad. A pesar de no coincidir en algunas decisiones el hincha siempre estuvo.