Entre los mejores de la historia

Con la victoria ante Central, Estudiantes llegó a 17 partidos sin perder e igualó el invicto de los equipos de Simeone y Sabella en 2006 y 2010 respectivamente. Todavía está lejos del record histórico del equipo de Zubeldía, pero si no pierde el domingo será un equipo de época.

17/10/2016 08:03 Noticias
img

A Vivas los números le sonríen. O al menos eso parece. Su equipo es líder invicto del torneo, recibió apenas 2 goles en seis fechas y está a un partido de transformarse en una marca registrada dentro de la historia del club. Sucede que si Estudiantes no pierde el fin de semana ante San Lorenzo habrá alcanzado una marca de 18 partidos sin conocer la derrota por torneos locales, consiguiendo superar a los equipos de Simeone y Sabella que fueron campeones en 2006 y 2010 respectivamente.

El equipo de Vivas está a un partido de obtener la segunda mejor racha invicta de la historia detrás del Estudiantes de Zubeldía, que llegó a 27 partidos sin perder. 

No es fácil en el fútbol de hoy encontrar regularidad y mucho menos que dicha regularidad se sostenga en el tiempo con resultados. Muchas veces los equipos tienen un plan o una idea determinada pero si los resultados no acompañan los procesos rápidamente se terminan. Eso pareció sentir Vivas el 5 de marzo de este año, cuando por la sexta fecha del torneo, la derrota ante Huracán lo dejó meditando. Aquel gol de Wanchope Ábila no bien comenzado el segundo tiempo se transformó en un dolor de cabeza para el entrenador, que significó la última derrota de su equipo por torneo doméstico. 

Luego llegó la victoria en el clásico y el equipo no perdió más. De hecho quedó fuera de dos competencias y en una de ellas se retiró sin recibir goles en contra: la Copa Argentina. La única derrota desde aquel partido ante Huracán a la fecha fue el 0-2 ante Belgrano que significó la pronta eliminación de la Sudamericana.

En total pasaron 17 partidos sin conocer la derrota con 12 victorias y 5 empates. El dato significativo es que de esos empates sólo uno se produjo en condición de local: fue por la fecha 8 del Transición 2016 ante Newell´s en La Plata. La otra particularidad de la racha es que dos de los cinco empates fueron en el clásico ante Gimnasia en El Bosque. Los restantes fueron ante racing en Avellaneda y ante Unión en Santa Fe. 

Los resultados respaldan al equipo, que ya superó los 16 partidos que tuvo sin perder el equipo que condujo Carlos Bilardo durante 1975 y que igualó los 17 sin perder de los conjuntos de Sabella y Simeone. Claro que las rachas tienen matices, ya que este equipo jugó un partido extra ante Godoy Cruz para lograr el pasaje a la Libertadores 2017 y el de Simeone el desempate ante Boca en 2006 por el Título, pero lo importante es la regularidad que tuvo el equipo en lo que va del año con la excepción de esos fatídicos diez días que terminaron con el sueño de la Copa Argentina y la Sudamericana. 

Si bien el objetivo no está centrado en romper marcas históricas, el equipo sigue generando confianza y sus números lo respaldan. El próximo domingo enfrentará a la sensación del torneo y buscará prolongar una racha que se alimenta con pasos firmes y le da bases sólidas a la ilusión del público.